Alcañiz reordena el tráfico en el casco histórico de la ciudad

Mientras finalizan las obras municipales de renovación del pavimento de la calle Mayor de Alcañiz, el Área de Seguridad Ciudadana y Tráfico del Ayuntamiento ha diseñado un plan de reordenación de la circulación de vehículos en la zona delimitada entre aquella y las calles Muro de Santa María, Las Monjas y Salinas, en el Casco Histórico de la ciudad. Esta medida, que se acompaña de nuevas señalizaciones, se ha tomado en coordinación con la jefatura de la Policía Local ante «una gran demanda de los vecinos de la zona y de todos los ciudadanos, por los continuos problemas para la circulación de vehículos en las estrechas calles del casco antiguo», según el concejal delegado del Área, Kiko Lahoz.

La reordenación del tráfico implantada en el Casco Histórico alcañizano deja en sentido de circulación ascendente las calles Mayor, Torrecilla de Alcañiz, plaza de los Mártires y Las Monjas, y en sentido descendente las calles La Cueva, Aguas, Callizo Muro Santa María y Callizo Convento. En el mismo Plan, quedan en sentido circulatorio de derecha a izquierda (sentido de Calle Mayor a Calle Las Monjas) las calles Salinas, Santo Domingo y Ramón y Cajal, mientras que en el sentido izquierda-derecha (de Calle Las Monjas a Calle Mayor) figuran las calles Teniente Moore y De la Higuera. Además, se está instalando en 25 puntos de cruce de todas esas calles la correspondiente señalización de nuevos sentidos circulatorios, prohibiciones, stops, preferencias y cesiones de paso. El concejal de Seguridad Ciudadana y Tráfico ha deseado que la reordenación «sea del agrado vecinal», y ha destacado que «contribuye a solventar problemas circulatorios y permite el paso de vehículos de emergencias como ambulancias y bomberos, así como de la barredora municipal, que era otra de las demandas de los vecinos de la zona».

El Área de Seguridad Ciudadana y Tráfico del Ayuntamiento de Alcañiz ha reordenado la circulación de vehículos en el Casco Histórico de la ciudad para solventar continuos problemas derivados principalmente de la estrechez de las vías de la zona.

El jefe de Policía Local, Pedro Obón, junto a un oficial de su departamento, al que le agradeció su aportación y ayuda, han sido los encargados de este estudio, e  indica que fuera de la simpleza que llega a aparentar esta remodelación, se ha debido de tener en cuenta los ángulos de giro de todas las calles, donde se han realizado los cálculos necesarios para que todo vehículo, pueda rotar por todas las vías.

Deja un comentario