Alcañiz culmina trabajos de acondicionamiento de alcorques en diversos emplazamientos de la ciudad

El Ayuntamiento de Alcañiz ha llevado a cabo a lo largo de las últimas semanas diversos trabajos de acondicionamiento y mejora de la accesibilidad, la movilidad y la seguridad en alcorques de varias calles en diversos barrios de la ciudad. Los trabajos se han trasladado esta semana al barrio de San Pascual, y están sirviendo para rellenar alcorques en algunas aceras más estrechas con material drenante que permite el desarrollo del vegetal así como la pisada y el tránsito peatonal. El Instituto y el entorno de la Ronda de Caspe, en los aledaños del colegio Emilio Díaz, han sido algunos de los escenarios previos de estas labores que irán continuando en próximas fechas.

El barrio de San Pascual, en la zona cercana a la Estación de Autobuses de Alcañiz, era uno de los objetivos prioritarios de esta actuación, toda vez que especialmente en el propio Camino de San Pascual la acera es lo suficientemente estrecha como para dificultar el paso por parte de estos alcorques. Así que se ha ido rellenando cada uno de ellos con material drenante, tierra capaz de mantener el arbolado de cada hueco, y al mismo tiempo servir de soporte para el tránsito peatonal. La operación se ha venido repitiendo en varios emplazamientos de Alcañiz, en especial en el entorno residencial de Ronda de Caspe y en los aledaños del Instituto.

Alcañiz cuenta con más de 5.000 árboles solamente en su casco urbano, un elemento patrimonial, medioambiental y decorativo que en algunas ocasiones se incardina en un trazado urbano que no ayuda a una completa accesibilidad. Por ello se han llevado a cabo estas pequeñas obras de mantenimiento que continuarán en próximas fechas, en muchas ocasiones también a demanda de la propia ciudadanía. La integración paisajística con el tráfico, sobre todo peatonal, es uno de los ejes centrales de las remodelaciones de las travesías de la ciudad, en las que Ministerio de Transportes y Gobierno de Aragón reformarán por un lado Carretera de Zaragoza, Paseo Andrade, Muro de Santiago y Ronda de Teruel, y por otro Bartolomé Esteban, Avenida Aragón y Galán Bergua.

A este respecto, y una vez cerrado el plazo de alegaciones del proyecto en el que el Ministerio de Transportes invertirá 6,2 millones de euros, prosiguen los trabajos técnicos previos para sacar a concurso la obra con aportaciones ciudadanas. Las obras incluirán la construcción de cuatro nuevas glorietas, la instalación de 130 nuevas farolas en diversos emplazamientos de la ciudad, la pavimentación de las vías con un asfalto fonoabsorbente capaz de reducir a la mitad el ruido del tráfico rodado, y la plantación de cerca de 200 nuevos árboles que se añadirán a esos 5.000 ejemplares que se reparten en diversos parques y, sobre todo, las riberas de la ciudad.

Deja un comentario