Alcañiz comienza las obras de estabilización del Cerro Pui Pinos

Este  miércoles 20 de julio, dan comienzo las obras de estabilización del Cerro Pui Pinos que tras la tormenta del mes pasado quedó de nuevo afectado.

El pasado 21 de junio, tras la fuerte tormenta acaecida en la localidad de Alcañiz, miembros técnicos del Ayuntamiento de Alcañiz acudieron a la zona aledaña a Muro de Santiago número 75 constatando que se había ocasionado un desprendimiento parcial de un muro de sellares, que se encontraba sobre la coronación del desnivel, sobre una roca que a su vez se encuentra sobre el muro de hormigón.

Además, se observaba el abombamiento del muro allí existente a lo largo del fuste, así como la presencia de grietas, fisuras a lo largo del paño y desprendimientos varios de su material de recubrimiento. Desde ese mismo momento se comenzaron las actuaciones pertinentes en relación al suceso.

En primer lugar se tomaron medidas de seguridad, junto con la demolición controlada del muro de sillares que se habían desprendido parcialmente, evitando así la posible caída de parte de sus elementos. Paralelamente, se colocaron varios testigos fechados para poder seguir con el control continuo del espacio y estimar si se ha alcanzado un nuevo equilibrio del mismo.

En el día de hoy, se ha dado comienzo a las obras para la estabilización del conjunto, cuya fase inicial se encuentra en la zona superior (cuartelillo) para posteriormente, ir descendiendo hacia el espacio más cercano a Muro de Santiago. Todo el proceso estará dirigido por técnicos especialistas bajo la supervisión de técnicos municipales; buscando así la respuesta idónea a la necesidad de la zona. Para dichas obras, se ha tenido en cuenta el proyecto del “Plan de Protección y Reforma Interior del Barrio de Santiago y del entorno del Cuartelillo” y el “Proyecto de urbanización, restauración paisajística de la ladera con la integración del nuevo vial de acceso al barrio de Santiago de Alcañiz”; de este modo y en primer lugar, se llevan a cabo las obras de emergencia de estabilización del espacio siendo la función prioritaria, pero teniendo en cuenta las futuras obras para que las soluciones actuales sean coherentes con el proyecto planteado para ese espacio.

Las obras, coordinadas por un estudio técnico, consistirán en diversos trabajos de retirada, vaciado y demolición del muro debido al abombamiento del mismo, la aparición de grietas, así como la posible evacuación de agua. Todos los trabajos serán consensuados por un especialista en arqueología, realizando las labores precisas para determinar que las actuaciones son correctas y sin afección a la muralla protegida.

La realización de este proceso esta previsto ejecutarse con la mayor celeridad y seguridad para incidir lo menos posible en vecinos de la zona y afectados, primando la seguridad y el asentamiento correcto del cerro.

Deja un comentario