Alberto Izquierdo: “Somos una provincia moderna, cada vez más tecnológica y con muchas oportunidades”

El vicepresidente de la Diputación de Teruel ha destacado las posibilidades de la provincia, en la clausura del IV Congreso de Turismo Rural Sostenible celebrado en Valderrobres.

La cita ha reunido los días 23 y 24 de junio en la localidad del Matarraña a empresarios, técnicos e instituciones para debatir en torno al presente y el futuro del sector turístico.

La provincia de Teruel como referente, también en el sector turístico, y que ofrece el detalle, el mimo y el cariño al turista que repite. El vicepresidente de la Diputación de Teruel Alberto Izquierdo ha defendido las bondades de la provincia en este sector en la clausura del IV Congreso de Turismo Rural Sostenible (COMTUR), organizado en Valderrobres por la Asociación de Directivos de Aragón (ADEA) y el Gobierno de Aragón: “Somos una provincia moderna, cada ve más tecnológica y con muchas oportunidades” ha dicho Izquierdo en un acto en el que ha instado a defender “los recursos endógenos de cada territorio”.

Más de 110 representantes de organizaciones, instituciones, empresas y medios de comunicación dedicados al turismo se han reunido los días 23 y 24 de junio en este encuentro celebrado en el castillo de Valderrobres, en la Comarca del Matarraña.  La cuarta edición de este encuentro ha puesto el foco en el desarrollo y la dinamización de la Comunidad en el sector turístico y en la importancia del sector como uno de los principales motores económicos del país.

En su intervención durante la clausura del congreso, Izquierdo ha recordado que la provincia de Teruel tiene recursos patrimoniales pero también gastronómicos que la hacen distinta a otras, y por tanto la oferta turística es especial: “En un mundo tan global, lo diferente sigue siendo lo que triunfa”. Y en ese sentido ha citado recursos como la trufa negra o el turismo de estrellas, por poner dos ejemplos de atractivos de la provincia “que hacen que la gente nos conozca y repita”.

En una cita como esta, que pone el foco en el turismo sostenible, el vicepresidente no solo ha hablado de los valores naturales de la provincia sino que también ha abogado por recuperar los usos y costumbres tradicionales, siempre respetuosos con el entorno. “Cuando se habla de economía circular, de baja huella de carbono o de productos de kilómetro cero hay que recordar que las costumbres tradicionales de producción local o consumo de productos de cercanía han permitido cumplir con todo esto” por lo que ha animado a ser competitivos pero manteniendo lo que funciona.

Por su parte, la directora general de Turismo del Gobierno de Aragón Gloria Pérez ha destacado en su intervención los ricos recursos turísticos de la Comarca del Matarraña y de todo Aragón, tanto desde el punto de vista patrimonial como gastronómico. Ha recordado además los retos en materia turística que se han puesto de manifiesto en este congreso, como la adaptación al cambio climático, la conservación del paisaje y de innovación y emprendimiento.

Y ha destacado también la formación y la educación: “Tenemos que alimentar a esos jóvenes para que se dediquen al turismo. Formación pero también dignificación de la profesión” porque se trata de empleos muy necesarios, ha recalcado la directora general.

La transformación digital es otra de las apuestas, “el turista está cada vez más conectado” y por ello, ha recordado, el apoyo del Gobierno de Aragón en este sentido con un plan dotado con 1,6 millones de euros. El Plan de Estrategia Turística de Aragón, con 56 medidas, incide en el turismo sostenible y ofrecer experiencias turísticas para el viajero, “que sea un viaje emocional”.

En su intervención el presidente de ADEA Salvador Arenere ha hecho un balance de las dos jornadas del congreso, destacando algunos de los retos del sector que se han puesto de manifiesto a lo largo de estas dos jornadas, como es la formación, la innovación o la tecnología: “La pandemia ha acelerado la digitalización, pero hay que adaptarla a una planificación y estrategia”. Además, ha destacado del congreso la importancia de apoyar la formación y a los jóvenes, que son “una auténtica esperanza para luchar contra la despoblación”, y ha abogado por “hacer del turismo un motor de desarrollo de territorios.

Con estas intervenciones se ha despedido el congreso que celebrará el próximo año la quinta edición, en este caso en Panticosa.

Deja un comentario