Alberto Izquierdo: «El purín puede dejar de ser un problema para ser una oportunidad gracias a la tecnología y la innovación»

El vicepresidente de la Diputación de Teruel ha asistido a la presentación de un estudio sobre las posibilidades de utilizar este residuo como abono de proximidad, aprovechando la tecnología para realizar un uso más eficiente y sostenible

La herramienta Agroxcontrol, desarrollada por la empresa turolense Agrointelligent, permite disminuir el impacto ambiental del purín como residuo para transformarlo en un fertilizante y así ahorrar además en el uso de productos químicos

«Esta empresa turolense, con un desarrollo tecnológico propio, propone una solución para convertir el problema que supone el purín en una oportunidad» y el estudio que han elaborado, ha dicho el vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo, muestra que «hay espacio suficiente en la provincia» para que crezca el sector porcino sin que se produzcan afecciones al medio ambiente, de una manera innovadora, algo que «las administraciones tienen que apoyar».

Izquierdo ha asistido este martes a la presentación de este estudio elaborado por la empresa Agrointelligent, que plantea el potencial de desarrollo que tiene la gestión sostenible de los purines, aprovechando las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

La Diputación de Teruel viene apoyando de manera tradicional esta gestión sostenible de este residuo con una ayuda específica para el transporte de excedentes de purines en la provincia de Teruel, que este año asciende a los 100.000 euros con los que precisamente se quiere fomentar su aprovechamiento como fertilizante agrícola. «Pero hay que ir un paso más, y eso es lo que está haciendo esta empresa, aprovechando las nuevas tecnologías» ha dicho Izquierdo, que ha felicitado al gerente de la empresa, Juan Plumed, porque este proyecto está nominado a premios internacionales. «Estamos en contacto con el Departamento de Industria» del Gobierno de Aragón, interesado por este tipo de iniciativas ya que esto es un «proyecto de I+D+I» que hay que dar a conocer.

Plumed ha detallado en la presentación las conclusiones de este informe que plantea, entre otras cuestiones, que el uso eficiente y sostenible del purín puede facilitar que se llegue a duplicar prácticamente la cabaña de porcino en la provincia de Teruel, sin que esto tenga más afecciones al medio ambiente, lo que permitiría la creación de hasta 1.455 puestos de trabajo directos y responder a las necesidades de fertilizantes de la agricultura de la provincia, ahorrando hasta 34 millones de euros en fertilizantes. «La provincia de Teruel es deficitaria en abonos químicos, y con el porcino que tenemos hoy en día podemos tener un ahorro, más del que tenemos ahora, de unos 15 millones de euros al año y una capacidad de ampliación, sin causar impacto sobre el medio ambiente, para duplicar la cabaña de porcino» ha resaltado Plumed.

El estudio recoge que la provincia de Teruel tiene unas necesidades de fertilizantes para sus cultivos que en gran medida en este momento se están satisfaciendo mediante aportes de fertilizantes químicos. La utilización de herramientas tecnológicas, añade, permite una gestión correcta y ordenada del purín y le confiere un alto potencial como fuente de fertilizantes.

Esta tecnología permite eliminar la incertidumbre en la gestión de los purines y en su potencial fertilizante, ya que posibilita su utilización de manera exacta, con dosis ajustadas en función de las necesidades del campo. El estudio recoge que si se aplica el purín como fertilizante sin aportar más nutrientes de los que la cosecha luego asumirá, no se genera ningún impacto sobre el medio o impacto distinto del que se genera fertilizando con abonos minerales.

Teniendo en cuenta todo esto, el estudio considera que la utilización de purines como fertilizante puede suponer importantes ahorros para los agricultores de la provincia y que eso revierta como beneficio de forma directa sobre el territorio.

Así, actualmente la cabaña de la provincia de 1.200.000 plazas de cebo está ahorrando en fertilizantes químicos con el uso de purines unos 4.000 euros por cada 1.000 plazas, es decir, 4.800.000 euros al año. Pero con el uso de la tecnología, el ahorro es de 15.000 euros por cada 1.000 plazas, lo que supondría 18 millones de euros al año.

En el empleo

Utilizando de este modo el purín, la cabaña de porcino que puede criarse en la provincia sin generar impactos medioambientales distintos a los que actualmente existen con la utilización de fertilizantes químicos puede ascender a los 2.655.000 plazas, señala el estudio, teniendo en cuenta las necesidades anuales de nitrógeno que tiene solo el cultivo de cereal de la provincia. Esta cifra supone 1.455.000 plazas más de las actuales.

El estudio estima que las necesidades de mano de obra directa aproximadas de la cría de porcino son de 1 puesto de trabajo cada 1.000 plazas de cebo, por lo que de crearse esas plazas se podrían generar 1.455 puestos de trabajo directos, favoreciendo la economía local y la creación de puestos de trabajo indirectos. A ello habría que sumar el trabajo indirecto (servicios, empresas auxiliares, gestores etc).

Herramienta Agroxcontrol

La herramienta Agroxcontrol fue seleccionada como finalista de los premios SIMA Innovation Awards, unos destacados galardones en materia de agricultura, organizados por la popular feria de París para reconocer los proyectos más innovadores del sector.

La empresa turolense Agrointelligent SL, fundada por jóvenes emprendedores turolenses en Monreal del Campo, es la que ha desarrollado la Plataforma Agroxcontrol para la gestión integral del purín. Se compone de tres partes:

– Axsensor: Se trata de la electrónica que se instala en la cisterna que transporta el purín, que proporciona la posición GPS de la cisterna, analiza la riqueza en fertilizantes de cada cisterna mediante un sensor para análisis del purín y controla y recolecta datos del sistema patentado de control de dosis automática Autotaj.

– Axtablet: Es el ordenador de mando situado en la cabina del tractor o camión, y recibe la información de Axsensor, para tratarla y aportarle información que ayude al operador del tractor o camión. Identifica granja y parcela y una vez en ella, además de conocer la composición del purín que transporta, recibe asistencia para aplicar la dosis justa para esa parcela. Esta parte es fundamental porque hasta ahora el purín se aplicaba sin conocer la composición de cada cisterna y no se distribuiría como dosis homogénea y conocida de fertilizante.

– Axnube: Es una aplicación cloud alojada en los servidores de Agrointelligent donde se almacena toda la información de la gestión del purín, que aporta toda la trazabilidad del proceso, teniendo identificados las granjas de procedencias, las parcelas que reciben los fertilizantes, cantidades, fechas, control de depósitos intermedios (como el caso del trasporte con trailer), etc… Además, en tiempo real el sistema aporta al usuario (conductor del tractor o camión) información de esta u otras aplicaciones que ya se han realizado en la parcela, lo que le permite conocer las necesidades que aún puede tener el cultivo y aplicarlas en tiempo real. El accesorio opcional Autotaj, que se adapta a las cisternas, realiza la aplicación del purín regulando de forma automática la dosis de fertilizantes que se aporta al campo.

Deja un comentario