Aguaviva y Oliete ya cuentan con un nuevo radar pedagógico

La red de radares pedagógicos se amplía llegando a ocho nuevas travesías.

Se acaban de instalar los nuevos aparatos para informar sobre la velocidad de los vehículos y la limitación de velocidad existente en el tramo.

El departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda ha impulsado la instalación de ocho nuevos radares en travesías. Tal y como ha señalado el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, junto a las obras de acondicionamiento y refuerzo del firme, también vamos aumentando toda una serie de actuaciones puntuales, como esta, que sirven para mejorar la seguridad vial.

Y ha explicado que las travesías son tramos urbanos de carreteras en lo que se concentran un elevado porcentaje de accidentes debido a las características del trazado, el uso de las mismas por parte de peatones y por mayor tráfico local que se produce con intersecciones, salidas de propiedades, accesos a caminos…

Por su parte, el director general de Carreteras, Bizén Fuster, ha explicado que el Gobierno de Aragón viene instalando en los últimos años radares pedagógicos en el entorno de dichas travesías. El objetivo es informar a los conductores que se aproximan a la población, de la velocidad real a la que circulan y en aquellos casos en que sobrepasen la velocidad establecida, “invitarles” a que moderen su velocidad.

A finales del año 2021, se acaban de instalar, a través de un contrato de suministro radares pedagógicos, un total de 8 travesías de la Comunidad Autónoma de Aragón. Se han instalado radares en Serraduy (A-1605), Mediano (A-138), Sena (A-131), Pancrudo (A-1510), Aguaviva (A-225), Oliete (A-1401), Alcalá de la Selva (A-228), Muel (A-1101).

Deja un comentario