150.000 euros para limpiar e instalar muros de protección en el Camino de la Cuesta de Maella

El Ayuntamiento de Alcañiz invertirá 150.000 euros para llevar a cabo obras de remodelación del Camino de la Cuesta de Maella, vial periurbano rural que discurre al este del casco de la ciudad, margen derecha del río Guadalope entre la Ronda de Caspe y la variante de la N-211. Las obras se centrarán en reconstruir la plataforma del camino en cinco tramos de unos 150 metros en total, que se han visto afectados por diversos deslizamientos del terreno. Se instalarán, asimismo, tramos de muro protector que delimitarán el vial, ahora estrechado y sinuoso sin solución de continuidad con el talud paralelo. El plazo de ejecución de las obras, tres meses a partir de una adjudicación que se espera no más tarde del mes de junio.

Lo que implica que a lo largo de los meses de verano debería quedar resuelto un encargo con el que se mejorará, fundamentalmente, la seguridad de este camino que da acceso a algunas pequeñas construcciones rurales ya fuera del casco urbano. «En varios puntos del tramo del camino de la Cuesta de Maella se han producido varios estrechamientos del ancho de la calzada debido a que en la ladera inferior se han producido varios deslizamientos ocasionados por la rotura del terreno», señala el propio proyecto que ya está en licitación. “En épocas de lluvia la circulación se hace dificultosa, en parte, debido a la reducción de la sección del camino, y también, por la naturaleza de pavimento de tierra”.

Así, en este proyecto se propone el acondicionamiento de 150 metros de camino de la Cuesta Maella en Alcañiz «en el que se han producido unos deslizamientos del terreno que han reducido su ancho en algunos puntos entre 60 y 80 centímetros. El acondicionamiento consiste básicamente», sigue el proyecto, «en la construcción de los muros necesarios para restablecer la sección del camino, así como en la limpieza y el acondicionamiento de las zonas inestables de las laderas superior e inferior, además de la construcción de un drenaje superficial y la reposición del pavimento». En concreto, se trabajará en la mejora del trazado de cinco tramos concretos del recorrido del camino.

Asimismo, Se ha previsto la colocación de una malla de triple torsión para evitar la caída de piedras de alguna zona con inestabilidad local. Y se construirán muros para contener tierras y reponer el ancho de la explanada del camino. En este sentido, se proyectan tres tipos de muro de hormigón armado con una longitud total de 80 metros. Y también se proyectan muros de mampostería para reforzar otros tramos de muros existentes que se encuentran en mal estado en la ladera superior del camino, con el objeto de evitar una mayor afección de las parcelas.

También se repavimentará el camino. Tal y como refleja el proyecto, el ancho de la calzada del mismo es de 3,50 metros, y su pavimento estará formado por una capa de zahorra artificial de 15 cm de espesor colocada sobre otra de 25 cm de espesor de suelo seleccionado. «Sobre la zahorra se colocará un doble tratamiento superficial para impermeabilizar la calzada y mejorar la su durabilidad ante las lluvias». Ésta será la parte final de los trabajos sobre Cuesta de Maella, las dos semanas finales que cerrarán tres meses  de refuerzo de límites así como aseguramiento de firme de un camino transitado, cuyas obras implicarán la habilitación de un itinerario alternativo para los usuarios de la zona.

Deja un comentario