Un mural en la rotonda del parking de Torla-Ordesa. La obra ha sido donada por Gres Aragón y ha sido diseñada por el artista Saúl Irigaray.

Chismorrea con tus amigos

Un mural conmemorativo, homenaje a Lucien Briet, teatro y música aragonesa para celebrar el día del I Centenario de Ordesa y Monte Perdido.
Los actos se han celebrado este jueves, coincidiendo con los cien años del día que se publicó el Real Decreto de declaración del Parque Nacional.

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, se ha comprometido durante la inauguración de los actos conmemorativos del I Centenario del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido a compatibilizar el desarrollo socioeconómico de la zona, el uso público y la conservación. “O lo que es lo mismo, conseguir que el uso público y la conservación sirvan para mejorar las condiciones de vida de quienes aquí habitan”, ha explicado el consejero.  Además, ha querido agradecer a los habitantes de los seis pueblos que conforman el espacio natural, “porque ellos son los verdaderos protagonistas de los que hoy es el parque”, ha dicho.

Olona ha explicado que la del Sobrarbe es una de las comarcas españolas más despobladas, con menos de 3,5 habitantes por metro cuadrado. “No haría falta que hubiera Parque Nacional para trabajar por el desarrollo de seis pueblos en una comarca como esta, pero estando, todavía tenemos más obligación de impulsar ese desarrollo porque sin él, la conservación a largo plazo está seriamente comprometida”, ha afirmado.

Además, el consejero ha dicho que es necesario darle un giro de 180 grados al enfoque la política de conservación, particularmente, en los espacios naturales protegidos. “Tenemos que empezar a tener claro que, para logar el gran objetivo de la conservación, tenemos que conseguir el objetivo del desarrollo. Es impensable que esta tarea ingente de conservar esta joya de la naturaleza la puedan hacer por si mismo los municipios que configuran la zona”, ha insistido.

“No se trata de comprometer una cifra, sino de comprometer una voluntad para cambiar el enfoque político. Y no solo en términos de presupuesto, también hay otro reto importantísimo que es la modificación y modernización de la gobernanza del parque. Que la participación de los habitantes y los agentes interesados sea real y efectiva”, ha dicho Olona.

El 16 de agosto de 1918 se publicaba el Real Decreto firmado por el rey Alfonso XIII, por el que se declaraba el Parque Nacional del Valle de Ordesa o del Río Ara en el municipio de Torla, cumpliendo así con el anhelo de precursores del pirineísmo como el francés Lucien Briet y el Marqués de Villaviciosa, Pedro Pidal.

Cien años después, coincidiendo con esa misma fecha, el Gobierno de Aragón ha preparado un programa de actos conmemorativos, dentro del programa organizado en el marco del Centenario. Los actos de este jueves han arrancado con el descubrimiento de un mural en la rotonda del parking de Torla-Ordesa. La obra ha sido donada por Gres Aragón y ha sido diseñada por el artista Saúl Irigaray.

A continuación, y tras visitar la exposición sobre Lucien Briet en el Centro de Visitantes de Torla, los actos institucionales han seguido en el propio Parque Nacional. Concretamente, en Casa Oliván, desde donde se han trasladado los participantes para rendir homenaje a Briet, en la estatua que tiene en su honor. El consejero y el alcalde de Torla han depositado un ramo de flores en su honor.

Por la tarde, las actividades lúdicas tendrán lugar en la plaza de Torla-Ordesa, con un teatro que se remontará un siglo para recordar los acontecimientos que llevaron a la declaración del Parque Nacional. La puesta en escena es obra del grupo Navegantes. A continuación, tendrá lugar un concierto de música tradicional aragonesa con la Orquestina del Fabirol. Asimismo, se servirá una merienda con la participación de Araparda, Ambar y Panishop, patrocinadores del Centenario. En la jornada estará presente el equipo de voluntarios del Centenario, conformado por personas de ATADES.

Historia del Parque Nacional

El Parque Nacional de Ordesa fue uno de los pioneros, junto con el de Covadonga, hoy Picos de Europa. En 1982, se amplían los límites del Parque Nacional del Valle de Ordesa, y se incorporan el Cañón de Añisclo, la Garganta de Escuaín, la cabecera del valle de Pineta y el macizo de Monte Perdido.

El hoy llamado Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido se encuentra en la comarca aragonesa de Sobrarbe (Huesca) e integra en su área a Torla-Ordesa, Fanlo, Puértolas, Tella-Sin, Bielsa y Broto, ya en su zona periférica. El Parque acoge 15.696 hectáreas más otras 19.196 de Zona Periférica de Protección.

Además, 31.000 hectáreas del macizo montañoso calcáreo de Monte Perdido, entre España y Francia, forman parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Y el Parque Nacional está incluido en el Programa MaB (Hombre y Biosfera) de la UNESCO dentro de la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala, y es así mismo parte importante de la Red Natura 2000 (ZEPA y LIC) de la Unión Europea.

El Parque forma parte de la Geoparque Mundial UNESCO Sobrarbe-Pirineos y cuenta con el Diploma del Consejo Europeo a la Conservación de la Naturaleza en su mayor categoría, la A, que ha sido renovado recientemente. Ordesa y Monte Perdido tiene aprobado un Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG).

Desde 2006, la gestión del Parque Nacional es asumida por el Gobierno de Aragón, que impulsa en este 2018 los actos de conmemoración del Centenario, con un programa conformado por más de 80 actuaciones. El evento está declarado como Acontecimiento de Excepcional Interés Público para 2018 y 2019. La empresa pública SARGA es el órgano gestor del Centenario, en el que también participan el Organismo Autónomo Parques Nacionales, del Ministerio para la Transición Ecológica, y el Ministerio de Hacienda.

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion