UAGA CONSIDERA QUE LAS PERDIDAS OCASIONADAS POR LA SEQUIA SON INCALCULABLES

Los Presupuestos de 2018 han de contemplar medidas para compensar pérdidas y para aplicar un plan de lucha contra la sequía.

La situación de sequía extrema en Aragón es generalizada. Las reservas en los embalses de la Cuenca del Ebro están al 42,3%,  con  3.231 Hm3, mientras su capacidad es de 7.642 Hm3. La media de los últimos diez años es de 4.068 Hm3.

La campaña de riego de este año terminó sin restricciones pero a duras penas. En algunas zonas que arrastran 4 años de sequía es difícil mantener las garantías de regadío, por el nivel de los embalses y porque los pozos se han secado. El pantano de La Tranquera está al 20% de su capacidad y el Ayuntamiento de Calatayud ya está aplicando restricciones en el consumo de agua. El pantano de San Blas que suministra a la ciudad de Teruel está al 18% de su capacidad. El Ayuntamiento de Teruel ha activado la fase de prealerta del plan de emergencia, con algunas restricciones de agua y para un consumo responsable de la misma, aunque el agua de boca está garantizada.

Mientras la campaña del olivar será de un 30% menos de media en nuestra Comunidad, la de almendra también sufrió una reducción del 30%. La cosecha de cereal de invierno fue de un 20,5% más baja que la Campaña 2016 y un 11,5% inferior a la media de las cosechas de los últimos cinco años. La sequía ha afectado este año al 35% de las explotaciones de cereal de secano de Aragón; unas 8.300 explotaciones situadas en la provincia de Teruel y en las comarcas zaragozanas de la margen derecha del Ebro, con una media de pérdida por explotación de 3.830 €. La peor parte, se la ha llevado la Comarca del Jiloca. Allí la falta de lluvias ha hecho perder 140.000 Tm, 23 millones de euros. Los agricultores afectados por esta situación, están económicamente asfixiados ya que es la cuarta campaña que sufren la sequía.

La Campaña de siembra en el secano va retrasada ante la incertidumbre que ocasiona hacerlo sin tempero (sin humedad). Los agricultores que sembraron tras las últimas y escasas lluvias ahora ven como, tras germinar la semilla, la raíz no tiene humedad suficiente y se seca. La previsión, de seguir sin llover, es que se siembren menos Has. y se incremente la siembra directa, así como el número de Has. dedicadas a  variedades más tardías, de cebada y guisante

En las comarcas del Pirineo no hay nada de pasto para la ganadería extensiva y se ha perdido un 60% de la semilla de la siembra de vezas y raygrass, por lo que en primavera tampoco habrá pasto. La ganadería hace días que está estabulada. En otras comarcas los rebaños están aprovechando rastrojo de maíz, hojas de viña, hierba entre frutales… ya que los pastos permanentes están secos y además no se espera que se regeneren, por las bajas temperaturas, aunque lloviera. UAGA ha calculado que el gasto por oveja/día es de 0,27 €, por lo que una explotación de 500 cabezas conlleva un gasto diario de 135 €. En vacuno el gasto diario es de 1 € por cabeza. Además hay que añadir el gasto que conlleva el transporte de agua con cisterna para dar de beber a los animales. El incremento de los costes de producción no repercute en el precio de los corderos.

La apicultura, el azafrán, la micología y hasta la caza se ven muy afectados por la sequía, reduciendo los posibles ingresos en los pequeños negocios del medio rural.

Según datos del Ministerio, de  los créditos por sequía avalados por Saeca ha habido en Aragón un 9,5% de las peticiones. El plazo acabó el 20 de Septiembre. De los préstamos del Gobierno de Aragón, éste subvenciona un punto de interés. Son de un mínimo de 6.000 € y el máximo se fijará en la convocatoria, que todavía no ha salido, aunque los préstamos se pueden solicitar en las entidades financieras. Serán a cinco años con uno de carencia,  con interés variable Euribor positivo o negativo más 1,5 puntos. Es necesario tener o suscribir en el presente año una póliza de seguro agrícola o ganadero y mantenerlo en los próximos 5 años.

Estos préstamos son la única medida que se ha adoptado por la Administración para paliar las pérdidas en agricultura y ganadería por la sequía y además hay que devolverlos. Los seguros agrarios son la única herramienta y han de mejorarse mucho para que sean efectivos y asequibles para los profesionales del campo.

Las lluvias en este año son un 18% menos respecto a la media histórica. El cambio climático es una realidad. UAGA a través de  COAG forma parte de Alianza por el Clima -con más de 400 organizaciones de España-  que ha elaborado propuestas para una ley de cambio climático y transición energética (Lccte), en la que el sector agroganadero es estratégico. El texto propone, dentro de las medidas para mitigar los efectos climáticos en el sector, elaborar un Plan Nacional de Adaptación del Sector Agrario al Cambio Climático que impulse las energías renovables, la agricultura ecológica y los canales cortos de comercialización, entre otras. También apuesta por desarrollar acciones de adaptación en las políticas agrarias y de desarrollo rural, avanzar en políticas de regadío sostenible, aplicar un plan de apoyo al secano, fomentar la ganadería extensiva, así como potenciar líneas de I+D+i.

UAGA plantea a las distintas Administraciones unos Presupuestos extraordinarios para 2018 que tengan en cuenta las medidas necesarias para compensar las pérdidas por sequía y para luchar contra ella.

Chismorrea de esto con tus amigosShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Dejar una contestacion