Toque de queda, testado de alarma

La verdad es que no nos debe de sorprender nada en absoluto esta determinación por parte del Gobierno y de las Autonomías. Desde hace tiempo se veía venir y ya la tenemos. ¡Objetivo logrado!, gracias en parte a no saber hacer bien las cosas.

Nos lo hemos buscado e insistimos en ello, y les echamos la mayor parte de culpa a los jóvenes por sus fiestas y sus múltiples botellones, todos ellos sin las medidas mínimas establecidas como es el uso de la mascarilla y la distancia. Si a este coctel le añadimos los abrazos, besos y achuchones lógicos de la edad, tenemos el resultado TOQUE DE QUEDA Y ESTADO DE LARMA…

Pero también es cierto, que nosotros los mayores, esas personas que después de nuestros padres seguimos nosotros con la ardua tarea de levantar a España y poder disfrutar la mayoría de las personas de las comodidades que tenemos hoy en día, ¿Qué sucede? pues se nos ofrece por parte de uno de los vicepresidentes del gobierno que cuando antes pasemos por el cementerio mejor que mejor. Está claro que desean nuestra muerte. Así de clarito lo manifestó. Lo curioso que nosotros que tanto hemos luchado para conseguir las cosas, los mayores no saliéramos a la calle, cosa que sabemos hacer, y pedir la dimisión de ese voceras. A buenas o a malas. Pero nuestra educación nos lo impidió, y eso que la mayoría de nosotros no tenemos los estudios que hoy en día tienen nuestros jóvenes, que ya veremos para que les sirve para el día de mañana.

Nunca han reconocido que de no haber sido por estas dos generaciones de currantes el no estaría cobrando más de 8000 euros al mes. Y nosotros los ancianos tenemos que tragar una vez más. Vosotros los jóvenes, preguntar a vuestros abuelos y padres cuantas horas tuvieron que trabajar para poder tener esa mínima comodidad que por fin disfrutamos. Y también preguntarles cuando fue la primera vez que se fueron de vacaciones,

Esto por una parte. Pero volviendo al tema de la pandemia, vemos y analizamos la conducta de nuestros jóvenes, pero todos los medios de comunicación pasan de puntillas con los centenares de personas ilegales que entran diariamente a nuestra tierra y cuantos infectados de coronavirus han detectado. Pero no contesto con todo esto, les  acomoda en hoteles a gastos pagados en las islas Canarias, mientras tantos en las islas como en la península hay pasando hambre mucha gente, y muchos no tienen ni donde dormir, haciéndolo en portales de entidades financieras cerradas con la excusa de la pandemia.

El mundo al revés. Los que hemos trabajado entre 10 y 12 horas diarias, se nos desea que desaparezcamos de las listas de pensionistas. Y a gente que en su pastelera vida no ha contribuido en nada, se les acoge y se les premia como verdaderos héroes como manifestó una alcaldesa de Madrid.

Se escapan de los centros de acogida y muchos de ellos son portadores del virus, pero comentar esto se ve que no es muy conveniente el manifestarlo porque temen por los votos que puedan perder pero sobre todo por el sillón que les proporciona un sueldazo mensual. Y eso que son una fuente directa de contagio. Es muy lamentable lo que sucede en algunos de sus países, pero nosotros no tenemos la culpa. Pienso que primero deberíamos arreglarnos nosotros y solucionar el COVID y luego los demás.

Artículo de opinión de Toni Catala

Deja un comentario