Educación, CEOE Aragón, la Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón y la Federación Aragonesa de Hípica potencian nuevos procesos de acreditación de competencias para trabajadores

Los responsables de las entidades han firmado hoy un convenio con la consejera de Educación para convalidar la experiencia profesional de unos 200 trabajadores de industria alimentaria, mantenimiento eléctrico y guías ecuestres. La consejera de Educación, Cultura y Depo leer más

Chismorrea de esto con tus amigosShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Euforia postvacacional, cuándo los autónomos van a la contra del resto de trabajadores

Con el teléfono pegado a la oreja cada día en caso de ser necesario o con el correo electrónico y el portátil.

Hoy se habla mucho de vuelta de vacaciones, de cómo retomar de nuevo la rutina laboral, o la depresión postvacaciones. Pero dentro del colectivo de profesionales que trabajan por cuenta propia, lo cierto es que están deseando la vuelta a la actividad del resto de empresas.

Porque eso implica volver a tener más trabajo, más encargos, más proyectos en los que trabajar. Puede que incluso muchos de ellos no se hayan podido ir de vacaciones en verano. A veces porque no hay suficiente dinero ahorrado para permitirse un parón de una semana sin trabajar. En otras porque no pueden dejar a los clientes sin atender.

Otros se han ido de aquella manera. Con el teléfono pegado a la oreja cada día en caso de ser necesario o con el correo electrónico y el portátil en el lugar de vacaciones. Pero la baja actividad también afecta a este colectivo que presta servicios a las empresas. Por eso en lugar de depresión postvacacional hay una euforia postvacacional en el colectivo de los autónomos.

Porque esto significa volver a tener ingresos de forma más regular, una mejor planificación de trabajo o para algunos, los menos, incluso poder decir que no a un cliente, por exceso de trabajo y no poder dar servicio de forma correcta o estar ya comprometidos.

Los gastos para los autónomos son más o menos fijos, cuota de la seguridad social, alquiler de local, teléfono, internet, vehículo, etc. Pero en los meses de verano muchas veces con el descenso de la actividad apenas se cubren gastos y hay que tirar de los ahorros que se tienen de otros meses que fueron mejores.

Por eso muchos trabajadores por cuenta propia van contando los días para que se de por concluido el verano, las empresas vuelvan a su actividad normal y su nivel de trabajo vuelva a crecer y con ello sus ingresos. El verano, salvo excepciones, no suele ser una buena época para muchos de ellos.

 

Chismorrea de esto con tus amigosShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone