Se logra el compromiso de las Cortes para buscar soluciones en seguridad vial en 13 tramos aragoneses de concentración de accidentes

Chismorrea con tus amigos

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

El parlamentario de la formación liberal, Carlos Ortas, emplaza a “no quedarnos de brazos cruzados” y apremia al Gobierno de España a que mejore los tramos peligrosos que existen en Aragón para “salvar vidas”

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos en las Cortes de Aragón ha logrado aprobar por unanimidad una Proposición no de Ley por la que se insta al Gobierno de España a analizar y buscar soluciones en materia de seguridad vial, a la mayor brevedad posible, para reducir el elevado número de kilómetros con riesgo elevado en la Red Nacional de Carreteras a su paso por esta Comunidad.

Asimismo, la propuesta emplaza a adoptar de manera inmediata y urgente todas las medidas necesarias en materia de seguridad vial en los trece tramos de concentración de accidentes que existen en Aragón. El portavoz de Cs en la Comisión de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, Carlos Ortas, ha advertido de que “no podemos quedarnos de brazos cruzados” ante los accidentes que se registran en estas vías, dado que “se trata de salvar vidas”.

 

Según el informe Eurorap2019, sobre la peligrosidad de las carreteras, en relación con los accidentes de los últimos tres años y teniendo en cuenta el tráfico diario, un total de 61 tramos de la red nacional se consideran de riesgo elevado o alto y 13 de ellos se encuentran en Aragón.

Los tramos de mayor peligrosidad son cinco y se localizan en la N-420 en Teruel, la N-232 en Zaragoza y en tramos de las carreteras N-230, N-240 y N-330 en Huesca. Además de en la AP-7 entre los puntos kilométricos 113 y 121, para el tráfico pesado. El análisis indica que 577 kilómetros de la red nacional a su paso por Aragón tienen consideración de vía peligrosa.

“Las soluciones pueden ser muy dispares en cada uno de los tramos”, ha observado Ortas. Por ello, ha incidido en la necesidad de que se analice cada vía para encontrar una solución apropiada porque, “a veces, con poco dinero, se pueden alcanzar importantes soluciones”.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario