Oportunidades para que los jóvenes no emigren de Teruel

Chismorrea con tus amigos

Las personas de la provincia de Teruel, tanto las que vivimos aquí como las que nos hemos visto forzadas a irnos y las que queremos volver, estamos ante un acontecimiento histórico que podría cambiar la situación de abandono político de la provincia, de vaciamiento intencionado, de dejación de funciones y de intereses partidistas. Nosotros, las gentes de este territorio, estamos creando comunidad, estamos poniendo sobre la mesa propuestas y exigencias, estamos ubicando Teruel en el mapa político y estamos trabajando para poder seguir haciendo todo esto en nuestra tierra, en nuestro hogar.

Como muchas otras mujeres jóvenes, he vivido en mi propio cuerpo lo que implica tener que irme a los dieciocho años de la provincia, perdiendo redes de apoyo y teniendo que enfrentarme al sentimiento de no poder colaborar por y desde Teruel. El sentimiento de desarraigo asomaba en numerosas ocasiones. Pero estoy convencida de que mi situación no es una rareza. Es posible que entre las personas que estáis leyendo este artículo, haya alguna que tenga una amiga, un familiar o un conocido que se han tenido que ir por falta de desarrollo, inversiones, infraestructuras y medidas específicas que ayuden a revertir uno de los principales problemas a los que se enfrenta el Estado: el desequilibrio territorial y la despoblación.

La ausencia de planes concretos nos está afectando a los jóvenes, negándonos el presente y el futuro en la provincia. ¿Cuántas veces habré escuchado que lo mejor que me podía pasar, que lo mejor que le podía pasar a un turolense, era irse fuera de su provincia? Demasiadas veces.  Pero me niego a aceptarlo, me niego a interiorizarlo y hacerla mío. Estamos modificando esta imagen, la del desprestigio de la vida en los pueblos. La de los jóvenes yéndose y empadronándose en otro lugar, perdiendo la posibilidad de votar a la agrupación de electores Teruel Existe para revertir esta situación. Puede que estas personas acaben por establecer sus vínculos profesionales, familiares y relacionales en otras ciudades, corriendo el riesgo de no volver. Esto tiene consecuencias muy graves para la provincia. Los partidos políticos lo saben, los investigadores lo saben. El tema de la despoblación y del éxodo rural no es nuevo. Llevamos más de veinte años hablando del tema. Somos, si se me permite el sarcasmo, la especie a extinguir más estudiada. Por tanto, esta situación no se ha producido por desconocimiento sino por falta de interés o por tener que doblegarse a las directrices del partido. Quizás, algunos dirigentes políticos tenían buena voluntad, quizás querían revertir la situación, pero, al final, han callado ante su partido. Los y las turolenses necesitamos estar en Madrid para saber qué está ocurriendo, para saber por qué se extraen nuestras materias primas y luego no se invierte en nuestra provincia. Por eso, es el momento de actuar sin intermediarios para controlar y presionar para que no nos encontremos con un saco de palabras vacías sino con actuaciones inmediatas y concretas, como la conectividad de todo el territorio que permitiría que, por ejemplo, los jóvenes puedan trabajar y emprender en igualdad de condiciones que cualquier otro ciudadano. Necesitamos, por tanto, que a veinte kilómetros de cada localidad haya un nodo de fibra óptica. ¿Qué persona, joven o no, puede irse a trabajar a un lugar en el que se encuentra en condiciones de desigualdad, con dificultades para acceder a la vivienda, siendo esta un derecho y además, un mecanismo para la repoblación?

Es imprescindible y urgente cambiar esta situación para poder imaginar comarcas no marcadas por la despoblación forzada, una provincia que tiene en cuenta la situación de las mujeres en el mundo rural, un Teruel que tiene en cuenta a las personas mayores que no quieren ver morir sus tierras, unos pueblos que quieren ver crecer a sus hijas e hijos cerca, un territorio en el que los jóvenes vamos a poder crear comunidad en igualdad de condiciones.

 

Alba Polo Artal, candidata al Senado por la Agrupación de electores Teruel Existe.

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario