Nada nos va a quitar nuestro sentimiento…..Opinión de Eduardo Orrios.

Chismorrea con tus amigos

Domingo de Ramos… es casi ya mediodía y nos acercamos hacia la iglesia mayor. Como año tras año acudimos a la bendición de los ramos y palmas para participar luego en la procesión. Familias enteras aprovechan para sacar sus mejores trajes y tomar un vermut junto a sus cuadrillas de amigos. Este es el comienzo de una de las semanas más especiales para todos los alcañizanos.

El lunes siempre suelo acudir a escuchar el pregón. Nuestro pregonero siempre nos deleita con anécdotas y recuerdos compartiendo con todos sus vivencias sobre la semana santa, para luego pasar a degustar la tradicional torta de pascua con chocolate y moscatel.

Martes santo…procesión del encuentro. Vía crucis por las calles de nuestra ciudad. Junto con mis compañeros hacemos procesionar la imagen de “La Verónica”. Abrazos de reencuentro, oración antes de empezar, sentimiento y respeto procesionando por las calles de Alcañiz.

Miércoles Santo…. procesión del  nazareno. Mientras estoy escribiendo he de reconocer que se me pone un nudo en la garganta. Es una de las emociones más grandes que puede tener un alcañizano el poder compartir junto a su hijo este día participando con la banda de tambores y cornetas de esta hermandad. Todos los componentes  hemos estado ensayando desde el miércoles de ceniza para sacar en procesión a Jesús Nazareno estremeciendo a su paso a todo aquel que lo contempla.

Jueves Santo…. procesión del  silencio. Aún siendo cofrade no he salido nunca a esta procesión  pero tengo una cita inexcusable en la plaza de España para ver retirar las imágenes. Un silencio que cautiva al paso del Cristo del Silencio y de la Virgen de las Lágrimas mezcladas con el olor a tomillo y romero que embarga el alma y perfumando nuestra ciudad durante días.

El viernes santo hay cita doble, primero al mediodía con la procesión del pregón y por la tarde con la procesión de la soledad. En la primera junto a la familia y amigos y la última junto con la banda de cornetas y tambores del nazareno y los últimos años procesionando con la corporación municipal. Por la noche el sonido de nuestros tambores  muestra el dolor por la muerte de Cristo. Por tradición o devoción nos unimos los alcañizanos al “ritmo del repiqueteo” del tambor por las calles de nuestra ciudad.

Sábado Santo… procesión del entierro. Un río azul de túnicas va llegando a la plaza para representar el entierro de Jesús crucificado. De nuevo con mis compañeros de “la verónica” salimos en procesión portando el paso con solemnidad y respeto.

Domingo “de las Palometas”… aquí en Alcañiz decimos siempre cuando hay mucha gente en la plaza que está tan llena como el día de las palometas. Los alcañizanos salimos a la calle para mostrar nuestra alegría por la semana que hemos compartido y mostramos nuestra esperanza liberando palomas al vuelo que salen de la imagen de la Virgen del Carmen, protegida dentro de la “granada”.

Así sería mi semana santa. Una semana que disfruto junto a amigos y familia pero que este “bicho” nos ha hecho suspender. Pero lo que no va a poder hacer es que día a día mi sentimiento sea el mismo. Quizá no pueda salir a la calle a tocar el tambor, a compartir y procesionar junto a las cofradías alcañizanas, quizá las imágenes no puedan salir por nuestras calles ni podamos disfrutar del estruendo y de los silencios en la plaza, quizá tengamos que estar confinados o cuidando a nuestros enfermos, pero el sentimiento de amor por nuestra semana santa no nos lo va a quitar ningún coronavirus que venga. Interiormente procesionaré portando nuestra “Verónica”, imaginariamente tocaré junto a mi hijo la marcha nazarena, me estremeceré recordando el silencio al pasó del Cristo crucificado, me emocionaré al imaginar ver a la Virgen de la Soledad saliendo de la iglesia, se me pondrá la piel de gallina pensando que nuestro párroco  pronuncia la frase “que suenen los tambores” y alzaré mi mirada al cielo viendo las palomas salir de la granada como símbolo de esperanza y de una lucha que seguro vamos a ganar a este virus.

Un artículo de opinión de Eduardo Orrios.

Partido Aragonés de Alcañiz.

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario