Mochila austriaca y simplificación de contratos, las nuevas medidas que vienen

Chismorrea con tus amigos

Hace unos pocos años eran las medidas estrella pero el tiempo y la negativa de los principales grupos políticos las condenaron al ostracismo.

Ahora, vuelven a estar en la primera línea del debate político. La mochila austriaca y el contrato único deberían haber servido para simplificar y flexibilizar el mercado de trabajo, pero finalmente no pudieron ponerse en marcha.

Ahora, el nuevo Gobierno quiere volver a darles cierto protagonismo. En concreto, ha incluido dentro de su «Agenda del Cambio» presentado en el Consejo de Ministros del pasado viernes la implementación gradual de una cuenta individual de capitalización o, lo que es lo mismo, una suerte de mochila austriaca que permita hacer efectivo el abono de las cantidades acumuladas a su favor en los supuestos de despido improcedente.

Además, el documento pretende simplificar el número de contratos a tres fórmulas: indefinido, temporal estructural y formativo, tratando de superar la actual maraña contractual en materia laboral que solo ha conducido a mayor temporalidad y ha contribuido en la rigidez del mercado.

Esta Agenda del Cambio incluye, además, 60 nuevas medidas en materia de formación y capital humano, transición ecológica, avance científico y tecnológico, mercado laboral igualdad y eficiencia de la Administración para sentar las bases de un crecimiento «sostenible e incluso» a medio y largo plazo.

Entre ellas, el Ejecutivo propone programa la reforma del sistema de Seguridad Social de aquí al año 2024, y apuesta por aumentar el parque de vivienda social o asequible al 8% en 2030.

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion