Los Aljibes Medievales de Teruel acogen una nueva exposición sobre los castillos de la provincia

Chismorrea con tus amigos

Dentro de los actos conmemorativos del 850 aniversario de la incorporación de Teruel al Reino de Aragón

Ya se puede visitar en los Aljibes Medievales de Teruel una nueva
exposición sobre los castillos de la provincia, actividad enmarcada en la celebración del
850 aniversario de la incorporación de Teruel al Reino de Aragón. El concejal de Turismo,
Javier Domingo, el historiador y coordinador del evento, Rubén Sáez, así como Javier
Ibáñez, representante de ARCATUR. visitaron este martes la muestra denominada
Castillos de Teruel II y que permanecerá hasta finales de año.
Según explicaron Saéz e Ibáñez, esta exposición hace un recorrido por las principales
fortificaciones de la provincia de Teruel, cuyo número se puede cuantificar en más de 500.
‘Esta abundancia de fortificaciones responde a la ubicación geoestratégica de nuestro
territorio en una encrucijada natural de caminos, lo que lo ha convertido durante los
últimos mil años en escenario de diferentes conflictos bélicos’, señalaba.
Rara ha sido la centuria en la que las guerras han pasado de largo por la provincia de
Teruel. Primero fueron los enfrentamientos civiles musulmanes, a los que siguió el lento
proceso reconquistador que se prolongó durante más de un siglo hasta la sumisión
definitiva de los últimos núcleos musulmanes en territorio turolense. Tampoco hay que
olvidar los continuos enfrentamientos con el vecino Reino de Castilla, sólo interrumpidos
tras la unión de aragoneses y castellanos con el matrimonio de los Reyes Católicos.
‘Pero esas nupcias no pondrían fin a la función militar de los castillos turolenses, que
todavía habrían de participar en buena parte de los conflictos de Época Moderna que
tuvieron como escenario la Península’, añadía Sáez, recordando que desempeñaron un
papel trascendental en las Guerras Carlistas, enfrentamiento donde de nuevo se
convirtieron en piezas clave dentro de la estrategia militar y que terminaría por ocasionar
‘la ruina definitiva de muchos de ellos’.
42 fotografías
La exposición está compuesta por 42 fotografías y un mapa general que ayuda a ubicar
cada una de las fortificaciones presentes en las imágenes. ‘Nuestro objetivo es mostrar al
gran público la riqueza y diversidad del patrimonio fortificado turolense’, indicaba el
historiador. Castillos, torres aisladas, murallas, masías fortificadas o iglesias fortificadas se
alternan a lo largo de la exposición, trasladando al visitante a un recorrido imaginario por
la provincia. Junto a castillos conocidos, como los de Mora de Rubielos, Peracense o
Valderrobres, el público también puede contemplar algunos sumamente desconocidos,
caso de Los Ares de Pozondón o la iglesia fortificada de Jabaloyas. ‘Se trata de la mejor
carta de presentación para unos bienes patrimoniales que constituyen una de las señas
de identidad de nuestra tierra y uno de sus principales recursos a nivel turístico’, concluía.
Por su parte, el concejal de Turismo resaltaba la importancia de continuar programando
exposiciones en los Aljibes Medievales de la capital, ubicados en la Plaza del Torico, ya
que esto permite que los visitantes puedan contemplarlas a la vez que descubren un
patrimonio aún bastante desconocido de la ciudad como son los aljibes. ‘Además, qué
mejor momento para inaugurar esta exposición que a principios del mes de agosto,
cuando Teruel se llena de visitantes que podrán disfrutar de todos nuestros atractivos
turísticos, y además de esta exposición’, afirmaba.
La conmemoración del 850 aniversario de la incorporación de Teruel al Reino de Aragón
comenzó la pasada primavera con una exposición sobre la Muralla Medieval de la capital
y la edición de un sello sobre esta muralla por parte de Correos, y continuará hasta finales
de año con diversas conferencias y jornadas, la presentación de un libro sobre la muralla
y un acto conmemorativo.

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario