Lidl es la primera cadena de España que deja de vender huevos de gallinas enjauladas.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Chismorrea con tus amigos de CBA

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

En la actualidad, más de 40 millones de gallinas ponedoras en España, un 93% del total, viven en jaula. Lo que significa que 9 de cada 10 huevos, son de categoría 3. Es decir, de gallinas enjauladas.

La multinacional alemana Lidl es la primera cadena de supermercados que opera en España que ha decidido eliminar este tipo de huevos de sus lineales. Una decisión que se hizo efectiva desde el día 1 de enero, pero acaba de hacerse pública.

La decisión de Lidl se traduce, en la práctica, en que en sus supermercados no se podrán encontrar ya huevos de categoría 3, los correspondientes a gallinas enjauladas, y comercializa sólo aquellos que provienen de gallinas criadas libres de jaulas: en suelo (categoría 2), camperas (categoría 1) o ecológicas (categoría 0).

La firma, que empezó con esta transformación en 2013, se ha adelantado en siete años al consenso de las principales empresas del sector sobre esta medida, prevista para 2025, fecha límite que se han puesto organizaciones como Carrefour, Auchan, Mercadona o El Corte Inglés para la supresión de las jaulas de cría de este animal.

Gallina

Gallinas sin jaula (y españolas)

“Hemos apostado por la eliminación de los huevos de gallinas enjauladas, con el bienestar animal y la sostenibilidad como ejes claves de nuestro compromiso y manteniendo nuestra esencia basada en ofrecer calidad al mejor precio”, ha señalado el director general de compras de Lidl, Miguel Paradela, durante la presentación del anuncio.

Paradela ha explicado además que el cambio se ha realizado de la mano de sus cuatro proveedores españoles, que han adaptado sus explotaciones a las condiciones exigidas por la compañía, y que han tenido que realizar una inversión superior a los 40 millones de euros para adaptarse a esta medida.

Esta medida ha sido certificada por Aenor, entidad de certificación que ha destacado el compromiso de Lidl con las buenas prácticas animales y le ha concedido el sello de ‘Bienestar Animal’, que acredita a la compañía y sus proveedores de huevos de gallinas criadas en suelo que cumplen el modelo de Aenor en este ámbito, desarrollado junto al IRTA y basado en el referencial Welfare Quality.

Lidl, además, ha avanzado que éste es el “primer paso de más” que están dando en este ámbito, ya que están trabajando en extender estas medidas de bienestar animal y sostenibilidad a otros animales, aunque no han desvelado en qué exactamente se concretarán los siguientes pasos.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Chismorrea con tus amigos de CBA

Deja un comentario