La mejora de la carretera a Miravete permitirá la llegada de autobuses al municipio

Chismorrea con tus amigos

La Diputación de Teruel comenzará en las próximas semanas los trabajos que permitirán duplicar la anchura de la calzada en el tramo más angosto

 Las obras supondrán el corte de la vía dos meses y mientras tanto se habilitará un camino alternativo para los ganaderos de la zona

Los autobuses podrán acceder hasta el municipio de Miravete tras las obras que va a acometer la Diputación de Teruel en la carretera TE-V-8008, que permitirán prácticamente duplicar la anchura de la calzada en un tramo de unos 170 metros. Los trabajos supondrán el corte de la vía durante alrededor de dos meses, tiempo en el que se habilitará un camino alternativo para asegurar que los ganaderos que tienen explotaciones entre ambos términos puedan acceder a sus granjas, mientras que el acceso al municipio de Miravete se realizará desde Aliaga.

Ese camino alternativo, que adecuará también la Diputación de Teruel, es lo que ha visitado hoy sobre el terreno el vicepresidente de la institución y diputado delegado del Servicio de Vías y Obras, Alberto Izquierdo, durante una visita a la zona, acompañado por los alcaldes de Miravete y Villarroya de los Pinares y los ganaderos afectados.

Los trabajos de mejora de la carretera TE-V-8008, que conecta con la A-226, comenzarán en las próximas semanas después de que se hayan adjudicado a Emipesa por 195.960,01 euros, con un plazo de ejecución de seis meses. La actuación se desarrollará en un tramo de 270 metros y supondrán  ampliar la vía a un ancho de 6 metros con cunetas de 1,5 metros, hasta duplicar el ancho actual, en una zona que presenta dificultades por lo abrupto del terreno. “Con esta obra resolvemos un problema grave, un problema de seguridad para poder acceder a Miravete con seguridad, quitando el peligro de las rocas enormes y el cortado angosto” y de este modo “acabar una obra muy demandada” ha dicho Izquierdo. Mejorar esta vía además, ha apuntado, es “abrir la puerta al turismo de un pueblo tan bonito como Miravete”.

Entre tanto, se están estudiando todas las opciones para intentar disminuir las afecciones a los vecinos y ganaderos mientras duren las obras. Así, el acceso a Miravete estará asegurado desde Aliaga por la TE-44 pero para quienes tengan que viajar desde Villarroya por motivos laborales, se han estudiado distintas alternativas, en colaboración con los ayuntamientos.

“Hemos hablado con los alcaldes y los ganaderos para habilitar un camino con los medios de Caminos Rurales de la Diputación para evitar el perjuicio de dar una gran vuelta por Aliaga” ha explicado el vicepresidente, a pesar de que entienda que es un “contratiempo” para la diaria de quienes allí viven.

Así, la Diputación habilitará un camino alternativo que discurre siguiendo el trazado de una pista ubicada en la salida de Villarroya en dirección a Cantavieja, junto a la ermita de San Benón, que rodea en parte el municipio. La institución provincial llevará maquinaria para mejorar el estado de la pista y hacerla transitable para vehículos.

Paralelamente a este camino alternativo, se habilitarán dos explanadas en la zona de la TE-V-8008 en la que se va a actuar para que los ganaderos puedan aparcar ahí su vehículo y salvar la zona afectada por las obras andando, si es necesario.

La mejora de la carretera de Villarroya de los Pinares a Miravete se completará, ha anunciado Izquierdo, con una segunda fase que espera que se pueda acometer el próximo año.

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario