La Guardia Civil desactiva 161 artefactos explosivos

Chismorrea con tus amigos

La Guardia Civil desactiva 161 artefactos explosivos en la localidad turolense de Villastar

En la mañana del 11 de diciembre, se procedió a la localización en una finca privad de la localidad de Villastar (Teruel), lo que hasta la fecha es una de las mayores aprehensiones de explosivos de la pasada Guerra Civil en toda España.

La provincia de Teruel fue escenario de numerosas y cruentas batallas durante la Guerra Civil. Motivo este por el que 80 años después siguen apareciendo abundantes proyectiles de la época. Gracias a la labor de prevención y a las recomendaciones que la Guardia Civil publicita constantemente en la provincia, respecto del peligro que entraña el almacenamiento de proyectiles, el pasado miércoles (11 de diciembre) una vecina de la localidad de Villastar (Teruel), comunicó al Equipo de Búsqueda y Localización de Explosivos (EBYL) de la Comandancia de Teruel, que poseía gran cantidad de bombas en una finca rústica situada en el extrarradio de la citada localidad.

Inmediatamente se trasladaron hasta allí, los agentes del Grupo Especialista en la Desactivación de Explosivos (GEDEX)

 

de la Comandancia de Zaragoza y del EBYL de la Comandancia de Teruel, certificando la veracidad de los hechos y la peligrosidad del almacenaje de los mismos, puesto que muchos de ellos, todavía estaban activos y con la carga explosiva intacta.

La propiedad estuvo custodiada en todo momento por personal uniformado de la Guardia Civil para evitar que nadie pudiese acceder a la finca y evitar así cualquier peligro de detonación.

A lo largo de la mañana efectivos del GEDEX de la Comandancia de Zaragoza se hicieron cargo del traslado y neutralización de los proyectiles, a una cantera habilitada al efecto situada a varios kilómetros de Teruel.

En total, la Guardia Civil desactivó un total de 161 artefactos de diversos calibres, entre los que se encontraban: 51 granadas de mortero, 17 granadas de mano, 11 bombas de aviación, 77 proyectiles de artillería y 5 espoletas de artillería.

Durante el año 2019, hasta el día de hoy, el Equipo de Búsqueda y Localización de Explosivos (EBYL) de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel, ha atendido más de un centenar de incidencias relacionadas con artefactos explosivos.

PELIGROSIDAD:

Es importante resaltar la extrema peligrosidad de estos artefactos. Si no se les somete a ninguna acción permanecen en estado “latente”, pero en caso de cualquier manipulación, por pequeña que sea, el resultado más probable es la explosión. En muchas ocasiones existe un exceso de confianza debido al aspecto deteriorado del artefacto por la acción del óxido y el paso del tiempo, pero es necesaria la reiteración de que la mayoría tienen intacta su carga explosiva y son muy peligrosos.

RECOMENDACIONES:

 

            Si alguna persona tiene contacto con algún objeto que despierte sospechas de ser un artefacto explosivo la actuación que se recomienda es:

 

  • NO TOCAR, NO MOVER, NI ALTERAR EN MODO ALGUNO EL OBJETO.
  • Señalar el lugar para poder reconocerlo posteriormente.
  • Dar aviso a la Guardia Civil por los medios que permitan mayor rapidez.

 

En el caso de que alguna persona tenga en su domicilio algún objeto que considere peligroso:

 

  • Dar aviso a la Guardia Civil (062). La atención de estas incidencias es prioritaria, y no deben temer ningún tipo de sanción.
  • Se desaconseja totalmente transportar el objeto hasta un lugar apartado y abandonarlo allí. Ya que además del peligro inherente al transporte, se abandona un objeto peligroso a una situación descontrolada volviéndose más peligroso dado que puede sufrir acciones que le hagan explosionar.

 

 

Igualmente es importante recordar que estos artefactos no explosionan espontáneamente (si no se les somete a alguna acción, manipulación, fuego…) por lo que ante su hallazgo hay que mantener la calma y seguir las recomendaciones dadas.

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario