La Guardia Civil aprehende alrededor de 460 plantas de marihuana durante el mes de agosto en varias plantaciones de diferentes localidades de la provincia de Teruel.

Chismorrea con tus amigos

Entre las tres plantaciones desmanteladas se han incautado 52 kg aproximadamente de marihuana (cannabis sativa).

La Guardia Civil ha aprehendido durante el último mes, alrededor de 460 plantas en varias localidades de la provincia de Teruel, deteniendo a tres personas e investigando a otras dos, por supuestos delitos de cultivo y elaboración de droga.

La primera de las aprehensiones, se realizó en Arcos de las Salinas el pasado 9 de agosto, cuando agentes de la Guardia Civil, realizando labores de seguridad ciudadana, observaron la existencia de 45 plantas de marihuana (cannabis sativa) en el huerto trasero de una vivienda y otras 28 plantas en el interior de la misma, siendo una total de 73 plantas de marihuana con una altura entre los 50 cms y los 1.5 metros, y un peso aproximado de 5 kgs.

El elevado número de plantas cultivadas, llevó a los agentes a considerar el cultivo como dispuesto al tráfico ilícito, y con ello a la presunta comisión de un delito contra la salud pública; quedando en calidad de investigado el propietario de la plantación.

La segunda aprehensión, se realizó el pasado 17 de agosto en la localidad de  Linares de Mora (Teruel), cuando los agentes de la Guardia Civil de la Comarca de Gúdar-Javalambre, efectuando labores de  seguridad ciudadana, observaron alrededor de 24 plantas de marihuana ocultas en varios campos de cultivo de hortalizas. En este caso, los agentes comprobaron que las plantas no iban a ser utilizadas para su venta, sino que más bien para el consumo propio. Por eso procedieron a la incautación de las plantas, deteniendo al presunto responsable de la plantación por un supuesto delito de cultivo o elaboración de droga.

Por último, la tercera aprehensión se realizó en pasado 26 de agosto, cuando agentes de la Guardia Civil de la Comarca del Matarraña, localizaron en una parcela de la localidad de Aréns de Lledó alrededor de 360 plantas de marihuana (cannabis sativa). En el lugar, los agentes comprobaron cómo habían instalado un perfecto sistema de riego, además de un pastor eléctrico para evitar la entrada de animales, así como varios útiles de cultivo y abonos utilizados para este tipo de plantaciones.

En esos momentos, había dos personas realizando labores de mantenimiento y cultivo  que fueron identificadas y registrado su vehículo, incautando alrededor de 435€ en efectivo, además de las 360 plantas de marihuana.

Por todo lo acontecido los agentes procedieron a la detención de las dos personas por un supuesto delito contra la salud pública, tráfico, cultivo y elaboración de drogas.

Las plantas aprehendidas serán entregadas en el área de sanidad de la Delegación de Gobierno de Aragón en Zaragoza para su análisis. El dinero incautado ha quedado depositado en dependencias oficiales a disposición judicial.

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion