La edad real de jubilación ha alcanzado su récord, 64 años y cinco meses. Y tu futuro será peor

Chismorrea con tus amigos

Durante el verano de 2011, el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó una reforma que emborronaría para siempre el futuro laboral de millones de españoles: el retraso de la edad de la jubilación.

A partir de 2013, la edad legal para acceder a la pensión vitalicia se retrasaría poco a poco hasta llegar a los 67 años (sucederá en 2027). Pero una cosa es la legal y otra la efectiva. Los trabajadores veteranos tienen diversas ofertas para retirarse del mercado laboral de forma anticipada.

Sucede que incluso la efectiva, la jubilación real, se está retrasando.

64 años y cinco meses. Es la edad de acceso a la pensión vigente según los últimos datos ofrecidos por la Seguridad Social. Y sí, es muy inferior a la fijada legalmente, pero también muy superior a la media histórica. Los trabajadores en España se están jubilando a una edad récord, la más alta desde que se tienen registros. Varios meses más en relación a 2018, y un año por encima desde el inicio de la serie, en 2005, cuando la jubilación media se iniciaba a los 63 años y tres meses.

¿Por qué? En gran medida, por el descenso de los retiros anticipados. Como se explica en este artículo de Cinco Días, en 2019 expiraba el plazo para que miles de trabajadores accedieran a la jubilación temprana si cumplían ciertas condiciones (una cotización por encima de los 33 años, haber cumplido los 63 años, mutualistas desde 1967, etcétera). En teoría. El gobierno podía extenderlo, cosa que hizo, pero a escasos tres días de que se terminara el año.

Como resultado, miles de potenciales jubilados, ante la posibilidad de perder los beneficios fijados por la ley (una pensión anticipada sin reducción en la cuantía), decidieron solicitar el retiro antes de 2019.

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario