La diputación provincial y cereales teruel suscriben un convenio para convertir “el chantre” en un centro de investigación agrícola y de formación a nivel provincial

Chismorrea con tus amigos

El presidente de la DPT, Ramón Millán, y el de la sociedad cooperativa, Joaquin Aguilar, rubrican el acuerdo por 3 años. 

Se podrán experimentar nuevos cultivos como el mijo o la quinoa o implantar variedades adaptadas de otros como el trigo, la patata, el maiz o la almendra.

La Diputación Provincial de Teruel y Cereales Teruel Sociedad Cooperativa colaborarán en materia agrícola para convertir la “Masía El Chantre” en un gran centro de investigación de campo y formación de referencia provincial.

Esta mañana el presidente de la Diputación Provincial, Ramón Millán, y el presidente de Cereales Teruel Sociedad Cooperativa, Joaquin Aguilar, han suscrito un convenio de colaboración por el que Cereales Teruel prestará asesoramiento técnico para planificar siembras y realizar ensayos de campo de nuevos cultivos y alternativas de interés para la provincia en estas instalaciones de la institución provincial.

Merced a este convenio, que tendrá una duración de tres años renovables, el departamento técnico de Cereales Teruel planificará ensayos de campo con nuevos cultivos como el mijo o la quinoa en las 100 hectáreas con que cuenta la Masía El Chantre, 8,5 de ellas de regadío.

Además, podrá innovar con otros productos alternativos que se adecúen a las peculiaridades agroclimáticas y edáficas de Teruel como pueden ser variedades de trigo autóctono, patata o maiz y por supuesto, la introducción de nuevos productos muy demandados por el mercado, como es el caso de la almendra.

El convenio incluye un seguimiento de estas acciones y la formación en materia agrícola del personal de “El Chantre” a cargo de Cereales Teruel.

Por su parte, la Diputación Provincial se compromete a aportar la superficie de cultivo, a asumir los costes de los imputs que se precisan (abonos, semillas, fitosanitarios………), a llevar a cabo las labores culturales necesarias para la implantación y cultivo de las actuaciones planificadas y a ejecutar las indicaciones técnicas que se precisan como recogida de muestras o anotaciones.

“De todos es sabido la importancia que tiene el sector agrario y ganadero en la economía provincial y su alta contribución al producto interior bruto, superior a la media nacional”, ha recordado el presidente provincial, Ramón Millán. “Por eso -continúa- y porque aporta un valor añadido interesante, la Diputación se vuelca con este sector y con la finca El Chantre al entender que este es un sector transcendental para la provincia e íntimamente ligado con otro de gran impacto social y económico como es el agroalimentario”.

Entre los objetivos de la Diputación de Teruel está el de poner al servicio del sector agropecuario las instalaciones de El Chantre como marco para el desarrollo de programas de cultivo tanto en secano como en regadío, que pueden ser de interés para muchas explotaciones agrícolas y ganaderas de la provincia para mejorar su rentabilidad.

El presidente de Cereales Teruel Sociead Cooperativa, Joaquin Aguilar, ha asegurado que ésta es una forma de adaptarse a las nuevas formas y tiempos realizando experimentación específica para la provincia. “Este convenio va a permitir buscar alternativas de cultivo de las que se beneficiarán no sólo nuestros socios sino todos los agricultores de Teruel y la economía provincial con variedades que ahora deben adaptarse a los territorios, en este caso a las peculiaridades de Teruel, y sobre todo, a los cambios climáticos que se están produciendo indiscutiblemente”, ha matizado Aguilar.

Según Aguilar el convenio permitirá no solo complementar estos trabajos en El Chantre, sino ampliarlos y darlos a conocer trabajándolos con todos los agricultores de la provincia debido a que la ubicación e instalaciones de esta Masía es una oportunidad para que se convierta en una referencia como finca experimental.

Cereales Teruel lleva desarrollando desde hace un tiempo, ensayos de campo destinados a evaluar los cultivos y variedades que podrían adaptarse a las características agroclimáticas de nuestra provincia dentro de la Red de Transferencia Agroalimentaria que lleva a cabo en colaboración con el Gobierno de Aragón. 

Centro de referencia

La explotación agropecuaria de “El Chantre”, dependiente de la Diputación Provincial de Teruel, ocupa una superficie de 145 hectáreas de las que 100 aproximadamente son tierras de labor.  En 1995 se consiguió la declaración de la finca como “coto cerrado”. 

A lo largo de 2016 y en los primeros meses de 2017 la Diputación Provincial ha desarrollado un programa de puesta en regadío de una parte de las tierras de cultivo  modernizando todos los sistemas y canalizaciones existentes así como sustituyendo la balsa de suministro y la bomba de elevación que tenía más 60 años.

La puesta en regadío ha afectado a 8,5 hectáreas y ha supuesto una inversión cercana a los 80.000 euros.

El objetivo fundamental de los trabajos que se realizan en este centro, considerado un referente agrícola y ganadero provincial, es mejorar genéticamente las razas ovinas, avícolas autóctonas y porcinas de mayor demanda e interés económico para su venta subvencionada a los ganaderos provinciales.

Así, colabora activamente en la recuperación y desarrollo de las razas autóctonas de diversas especies como la raza bovina “Serrana de Teruel”, las razas ovinas Merina de los Montes Universales, Raza Rasa Aragonesa, Ojinegra de Teruel, Cartera y Maellana y la avícola “ Gallina Serrana de Teruel.

Con estas actuaciones se logra incrementar la productividad de las explotaciones ganaderas preservando y mejorando un patrimonio genético perfectamente adaptado a determinadas zonas de la provincia de Teruel y a su vez, se logra concienciar a los ganaderos  sobre la necesidad de ofrecer al mercado un producto tipificado y de calidad que permita obtener un valor añadido en el producto final y por tanto, fomentar el desarrollo económico y social en los municipios turolenses.

“El Chantre” también  colabora  en la recuperación del cultivo del  azafrán contribuyendo decisivamente a la economía agraria de la mayor parte de las familias campesinas, especialmente de la comarca del Jiloca, e influyendo en la caracterización de sus usos y costumbres.

Igualmente colabora en el desarrollo del cultivo de la trufa micorrizada como motor de desarrollo económico de Teruel.

Cereales Teruel

Cereales Teruel Soc. Coop. se constituyó en el año 1989 con el objetivo de investigar en materia agraria para rentabilizar sus explotaciones agrarias así como para colaborar en su mejora y en minimar los impactos negativos sobre el medio natural.

Entre los fines sociales de la sociedad cooperativa figura el de adquirir tanto animales como materias, instrumentos o maquinaria para la producción y fomento agrario pero también acondicionar, conservar, manipular, transformar y comercializar los productos obtenidos en las explotaciones de los 2.500 socios que integran la cooperativa.

El departamento técnico de Cereales Teruel, compuesto por cinco titulados en especialidades agrícola, lleva a cabo la dirección de tres agrupaciones de Tratamiento Integrado en Agricultura en los cultivos de cereal, patata y leguminosas siendo miembro activo de la Red Fitosanitaria de Aragón (RED FARA).

A su vez este departamento es el responsable de llevar a cabo el proceso de certificación, ante el Centro de Semillas y Plantas de Vivero  de parte de la semilla que es utilizada por sus socios con el objetivo de asegurar la calidad y seguridad alimentaria de los consumidores.

La cooperativa ha sabido valorizar parte de su producción en programas de producción integrada tales como el proyecto denominado “Compromiso Harmony’ que nació en Francia en 2008 con las galletas Lu, siendo España el segundo país donde se implantó.

Más de 282 agricultores de 17 cooperativas agrarias navarras y Cereales Teruel llevan cuatros años practicando en este tipo de producción basada en cuatro pilares fundamentales: el abastecimiento a través de agricultores y proveedores locales, la mejora continua de la calidad de trigo, la trazabilidad en todos los procesos de producción y la preservación de la biodiversidad.

Otro de los proyectos de Cereales Teruel en el que se priman las técnicas de producción respetuosas con el medio ambiente garantizando la calidad y seguridad alimentaria es que se desarrolla en colaboración con HERO España. Se trata del llamado proyecto “Operación Polinizador”, una iniciativa de Syngenta para proteger y potenciar la biodiversidad en la agricultura. Este proyecto trabaja la biodiversidad de explotaciones aumentando y mejorando el hábitat de los polinizadores.

En colaboración con el Gobierno de Aragón se vienen desarrollando, dentro de la Red de Transferencia Agroalimentaria, los ensayos de campos destinados a evaluar los cultivos y variedades que podrían adaptarse a las características agroclimáticas de nuestra provincia.

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion