La Diputación de Teruel prepara una inyección de 31,7 millones de euros en el presupuesto de 2020

Responde a la suspensión de las reglas fiscales en 2020 y 2021, aprobada en el Congreso de los diputados el pasado día 20.

 Se utilizan los remanentes de tesorería para gastos generales acumulados y no supone ningún riesgo desde el punto económico y financiero.

La Diputación de Teruel prepara una modificación presupuestaria de urgencia que permitirá inyectar 31’7 millones de euros en el presupuesto de este año 2020. El objetivo es poner a disposición de los ayuntamientos y el tejido productivo turolense todas las herramientas posibles  que permitan hacer frente a la emergencia sanitaria, después de que el Congreso diera luz verde a la suspensión de las reglas fiscales en 2020 y 2021 el pasado 20 de octubre.

 

Estos 31,7 millones son los remanentes de tesorería para gastos generales acumulados y no suponen para la institución ningún riesgo desde el punto de vista económico y financiero. De hecho, el crédito que se incorpora al presupuesto del 2020 podrá ejecutarse hasta el 31 de diciembre de 2021 gracias al levantamiento de las reglas fiscales. A esto se suma que el presupuesto de 2021 también podrá ser más expansivo.

 

Según el presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, con estos 31,7 millones “vamos a apoyar fundamentalmente a nuestros municipios, lo que supone generar economía circular. Servirán para apoyar a los autónomos de cada pueblo, a crear empleo o a hacer frente de las necesidades que tiene la provincia como consecuencia de la Covid-19”.

 

Por su parte, el vicepresidente Alberto Izquierdo ha apuntado que “este dinero que hemos ido guardando, que la Ley Montoro nos impedía gastar durante los próximos años, irá directamente a la población de la provincia, a las empresas, a las pymes o a los autónomos gracias a planes más amplios y más potentes”. Izquierdo ha señalado que, enlazando con los presupuestos de 2021 y 2022, “hablamos de un gran paquete económico que podría superar los 100 millones de euros que permitirán darle una vuelta a la realidad de la provincia”.

 

La posibilidad de utilizar los remanentes de tesorería de la Diputación de Teruel se sustenta en la medida extraordinaria adoptada por la Comisión Europea de activar la cláusula de salvaguarda para el años 2020 y 2021 en el escenario de la pandemia que estamos sufriendo, así como la absorción de un primer paquete de fondos europeos.

 

Se trata de una medida amparada por la Constitución Española y la Ley de Estabilidad. En concreto, el artículo 135.4 de la Carta Magna reconoce una posible suspensión en caso de “catástrofes naturales, recesión económica o situaciones de emergencia extraordinaria que escapen al control del Estado y perjudiquen considerablemente la situación financiera o la sostenibilidad social del Estado, apreciadas por la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados”, que es lo que ocurrió el pasado 20 de octubre.

 

Estos presupuestos expansivos supondrán unos esfuerzos administrativos de gestión que requerirán la ampliación de la actual estructura de personal que tiene la Diputación de Teruel a través de un programa de empleo de carácter temporal.

 

Colaboración con los grupos políticos

En otro orden de cosas, tanto el presidente Manuel Rando como el vicepresidente Alberto Izquierdo han agradecido el ofrecimiento del diputado de Ciudadanos, Ramón Fuertes, para llegar a un acuerdo de cara a los presupuestos de 2021. Han señalado que ya tenían previsto reunirse con los distintos grupos políticos para explicarleslas líneas que definen el primer borrador del equipo de gobierno y que ya se habían puesto en contacto previamente con el grupo Ganar-IU, que les apoyó en la investidura.

 

Manuel Rando ha explicado que el equipo de gobierno de la Diputación de Teruel ha tenido siempre la mano tendida a la oposición y, de hecho, ha recordado que los presupuestos del 2020 y las modificaciones presupuestarias se han aprobado sin ningún voto en contra. “Queremos compartir con cada diputado, con cada grupo político la toma de decisiones en las cuentas del año que viene, para las que llevamos trabajando hace un mes junto a los técnicos. Sumar ante la grave crisis que está viviendo tanto en nuestra provincia como a nivel mundial”.

 

El vicepresidente Alberto Izquierdo ha señalado que “seguro que las conversaciones terminarán en un acuerdo y ahí se verá la voluntad de cada grupo por hacer provincia, por sumar, y por dejar al margen las cosas que nos separan, que a veces son muchas menos que las que nos unen”.

Deja un comentario