LA DIPUTACIÓN DE TERUEL CONCLUIRÁ ESTE AÑO LA REFORMA DE LA 3ª PLANTA DEL PALACIO PROVINCIAL

Chismorrea con tus amigos

LAS OBRAS, CON UN COSTE DE 193.600, AFECTARÁN A LA ZONA DERECHA QUE TIENE 145 METROS CUADRADOS.

 EN 2016 SE REFORMÓ EL ALA IZQUIERDA CON UN COSTE DE 196.603 EUROS .

La Diputación Provincial de Teruel concluirá este año las obras de redistribución y actualización de las instalaciones de la tercera planta del Palacio Provincial, sede principal de la Diputación ubicada en la plaza de San Juan.

 

La institución provincial ha adjudicado a la empresa Promociones Altogra S.L. los trabajos de reforma del ala derecha de esta planta que afectan a 145 metros cuadrados de superficie por un importe de 193.600 euros, por debajo del presupuesto base de licitación fijado en 257.271,40 euros.

 

Las obras podrán estar concluidas antes de finalizar el año ya que tienen un plazo de ejecución de 4 meses cumpliendo así el compromiso de ir renovando las dependencias provinciales por fases cada año hasta modernizar completamente este edificio que data de los años 40.

 

El pasado año se acometió la mejora del lateral izquierdo con una superficie de 222,23 metros cuadrados en ese caso con una inversión de 196.603 euros. Las obras adjudicadas este año afectan a la zona derecha.

 

Con estas reformas la Diputación de Teruel pretende redistribuir los espacios interiores para adaptarlos a las nuevas necesidades motivadas por la desaparición de algunos Servicios o el traslado de éstos a otros edificios además de adaptarse a la normativa vigente en materia de eficiencia energética y seguridad y tratando de ordenar adecuadamente el espacio disponible de las plantas.

 

“Se trata de concluir las obras de esta 3ª planta ocupada en su día por la vivienda del presidente y que ahora, tras su reforma, quedará diáfana para adaptarse a las nuevas necesidades y con el objetivo útlimo de mejorar el servicio que se presta al ciudadano y las condiciones laborales de los empleados públicos”.

 

La reforma afecta solo al interior del edificio, con excepción de la sustitución de la carpintería exterior por otra de madera de iroco con sistema climatit. En concreto los trabajos abordarán la actualización integral de las instalaciones de calefacción, extracción y renovación de aire, climatización, informática, electricidad, iluminación y protección contra incendios. Además, con la intención de mejorar la eficiencia energética del edificio, se aislarán térmicamente las zonas en contacto con el exterior.

 

 

 

 

Cuatro años de mejoras

El punto de partida de estas obras es un proyecto elaborado por el Servicio de Arquitectura de la Diputación Provincial en 2013 con el que se pretendía acometer una reforma completa del edificio aunque tanto por motivos económicos como por funcionamiento cotidiano de la institución, debía dividirse en distintas fases para poder acometerse según la disponibildiad económica.

Así, en primer lugar  se sustituyó el ascensor y se reformó la escalera de servicio que ya contaba con un proyecto anterior para dar cumplimiento a la accesibilidad y seguridad de utilización.

En una segunda fase, se acometió la reforma de la 4ª planta que se encontraba muy fragmentada en pequeños espacios e infrautilizada para lo que se redactó la correspondiente separata del proyecto global.

Las dos obras se licitaron conjuntamente por las interferencias que podían generarse entre ellas al contar con el mismo acceso. Esta obra permitió a los grupos con representación en la Diputación Provincial contar con despachos para su uso individualizado.

La siguientes fases proponían la reforma del resto de plantas, de arriba hacia abajo, siguiendo por tanto en la 3ª planta, cuya mejora concluirá con esta adjudicación.

 

Un edificio de los años 40

El edificio de la Diputación Provincial fue construido durante la actuación que la Dirección General de Regiones Devastadas realizó en Teruel en la posguerra formando parte del conjunto de edificios oficiales que se proyectaron para la plaza de San Juan como foco de la Administración Central y Provincial.

Los alzados del conjunto son realizados en 1940 por el arquitecto Alejandro Allanegui, si bien hasta 1946 no realizó los planos de las plantas, y el proyecto no se concluyó hasta 1948 por el mismo arquitecto. Se realizó una primera fase de la obra hasta 1951, y en 1953 se concluyó la segunda fase según proyecto de los arquitectos José María Lafuente Villalba y Antonio Choliz.

Las transformaciones de usos específicos de las distintas plantas del edificio han sido múltiples.

 

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion