La despoblación impulsa la pérdida de autónomos del comercio, según ATA

Chismorrea con tus amigos

La España olvidada y vaciada sale este fin de semana a las calles de Madrid bajo un único lema, unida, para reivindicarse:“La España vaciada existe”. Así rezaba un artículo de 2019.

La España olvidada y vaciada sale este fin de semana a las calles de Madrid bajo un único lema, unida, para reivindicarse:“La España vaciada existe”. Así rezaba un artículo de 2019.

Lo hizo, forzada ante el olvido institucional y político de una España que lleva mucho tiempo a dos velocidades en distintos aspectos. Las dos velocidades de la España urbana pujante, con ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Málaga o Bilbao frente a una España rural y provincial, despojada de población y recursos.

Menos población, menos consumo, menos comercios

Los pueblos se fueron vaciando progresivamente, con una emigración hacia las ciudades de la provincia o hacia otras ciudades. Esto ocurrió con especial intensidad en las zonas más rurales, que no fueron capaces de retener población. Tampoco esos pueblos han podido volver a poblarse a través de nuevas actividades productivas.

En los últimos cuatro años los autónomos que se dedican al comercio han descendido en España en un 4,2%, un total de 33.732 autónomos menos.

De noviembre de 2015 a noviembre de 2019 (último dato publicado por Seguridad Social) el número de autónomos del comercio ha pasado de 812.668 autónomos a 778.936 autónomos en España, informan desde ATA.

España pierde en los últimos cuatro años 23 comercios al día

  • Las comunidades autónomas que más autónomos pierden son también las que más comercios pierden: Galicia, País Vasco, Cantabria, Asturias, Aragón, La Rioja y Castilla y León.

“Se pierden en España 23 autónomos del comercio al día en los últimos 4 años. Debemos poner medidas que paren esta sangría ya.”, declaraba Lorenzo Amor.

Al pequeño comercio, todo son obstáculos

“El comercio se enfrenta a grandes retos como son la venta on-line y la digitalización que, va a obligar a los comerciantes a renovarse y no se volverán a recuperar aquellas cifras precrisis”, ha asegurado Lorenzo Amor, presidente de ATA.

“El comercio es el sector que más ha acusado el proceso de despoblación que tanto nos preocupa. Cuando en un pueblo se cierra el pequeño negocio el pueblo muere, y cuando no se dan oportunidades reales de emprendimiento y relevo generacional en esos mismos pueblos, los jóvenes se marchan y los comercios pierden toda posibilidad de clientes.»

Como dato positivo, observar que si ampliamos el análisis y hablamos de las provincias españolas el único dato en positivo es el incremento de un 1,2% de los autónomos del comercio de la provincia de Málaga y del 0,5% de incremento de los de Santa Cruz de Tenerife.

Las cifras no mienten, pero también es cierto que cada vez más, jóvenes y no tan jóvenes buscan ‘escapar’ a un pueblo para mantener vivas profesiones que estaban destinadas a desaparecer. Pero todavía no son suficientes, por lo que la llamada ahora España vaciada, es un serio problema.

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario