La campaña estival en prevención y extinción de incendios forestales es la mejor de los últimos 15 años

Chismorrea con tus amigos

El 78% de los incendios forestales se han quedado en conato, una vez finalizado el periodo de máximo riesgo.
Los incendios por negligencia y accidentes se han reducido, aunque todavía suponen el 50% de los incendios forestales.

Una vez concluido el periodo de máximo riesgo de incendios forestales que se extiende del 15 de junio al 15 de septiembre, el director general de Gestión Forestal, Caza y Pesca, Ángel Berzosa ha hecho balance de la campaña, que se ha caracterizado por la abundancia de las precipitaciones que han hecho que hayamos vivido una campaña con el riesgo más bajo del último quinquenio, tan sólo comparable con 2014. Solamente, se han registrado 49 días (46%) en los que la prealerta ha sido alta o muy alta, es decir, roja o roja plus.

Desde el 1 de enero hasta el 15 de septiembre se han registrado 212 incendios, de los que 165 (78 %) fueron conatos, que han calcinado 204 hectáreas forestales, de las que solo 29,92 fueron arboladas. Este valor, resulta muy inferior a las medias históricas, y es especialmente positivo porque no se ha producido ningún Gran Incendio Forestal y el número de incendios forestales se ha situado por debajo de la media durante casi todo el año (exceptuando enero y febrero).

Berzosa ha calificado la campaña de satisfactoria atendiendo al tiempo breve de llegada a los incendios, la actuación rápida y contundente de los efectivos, la baja superficie quemada, la ausencia de accidentes, la práctica ausencia de bienes no forestales afectados y al funcionamiento adecuado tanto del operativo de prevención y extinción, como de los distintos mecanismos de gestión y coordinación en incendios, tanto propios, como de terceros (otras Administraciones, Ministerio para la Transición Ecológica, otras CCAA).

En cuanto a las causas de los incendios y su comparativa con el periodo 2001-2016, se puede comprobar que han disminuido ligeramente los producidos por accidentes y negligencias (50% frente a 55%) y los intencionados (9% frente a 13%). El porcentaje de los incendios debidos a causas naturales y reproducidos se han mantenido en valores similares a los últimos años, mientras que ha aumentado significativamente el porcentaje de las causas desconocidas (16% en 2018 frente al 8% del promedio histórico).

A falta de los meses de baja activación es factible que sea el mejor año en superficie afectada de los últimos 20 años y uno de los mejores en número de incendios sólo por detrás de 2013. Además, continuarán trabajando para poder atender los posibles incendios forestales y realizar simultáneamente trabajos de prevención parte de las cuadrillas terrestres que se irán desactivando de forma progresiva y las 8 cuadrillas helitransportadas que, por vez primera, trabajarán hasta el 31 de diciembre.

Berzosa ha querido lanzar un mensaje de precaución y ha señalado que “no debemos bajar la guardia, porque en cualquier momento se puede producir un gran incendio” y se ha referido especialmente al periodo de quemas agrícolas contraladas que se inicia el próximo 16 de octubre. “Vamos a extremar la vigilancia en cooperación con el SEPRONA para evitar los incendios intencionados”, ha manifestado el director.

El director ha estado acompañado por el jefe del Servicio de Gestión de Incendios Forestales, Marco Lorenzo.

Mejoras laborales para las cuadrillas

El presupuesto aprobado para las cuadrillas por este Ejecutivo en 2018 es de 21,5 millones de euros, en 2015 el presupuesto aprobado en la anterior legislatura fue de 11,7 millones de euros, lo que representa un aumento del 83,7% en esta legislatura.

Todas las 789 personas del operativo forestal de Sarga trabajan más que en 2015 y han visto mejorada su salario. El incremento en retribución bruta anual de un 61,6% desde 2014 a 2018 en media del colectivo del operativo forestal de SARGA. Aumenta de 9.675 euros a 15.639 euros brutos anuales. Este dato, considera el incremento de tiempo de contratación junto con los incrementos salariales y de convenio (medias ponderadas).

El colectivo con mayor incremento en todos los aspectos es de las cuadrillas terrestres, que también tiene mayor peso sobre el total, con un incremento del 78,89% en su retribución, pasando desde 10.137 euros a 18.135 euros. Los datos son totales del operativo y en las cuadrillas helitransportadas el aumento es del 50,41% y en autobombas del 41,09%, incluyendo los puestos fijos de vigilancia que, aunque el incremento es menor, también suben un 9,42%.

En cuanto al salario que perciben las cuadrillas decir que, la nómina de los operarios especialistas asciende a unos 1.865 euros brutos al mes en las cuadrillas terrestres. Por su parte, la remuneración de los jefes de cuadrilla es de 2.075 euros brutos mensuales. En ambos casos, se perciben pluses adicionales por la asistencia a incendios forestales.

Asimismo, se ha incrementado el tiempo de contratación en jornadas, aumenta un 47,31%, pasando de 186 días de media ponderada en 2014 a 274 días en 2018
A la par que aumenta su periodo de contratación han visto mejoradas sus condiciones laborales, la más clara es el aumento de porcentaje de cotización a la seguridad social que es del 11% en la mayoría de los casos.

Mejoras en Prevención de Riesgos Laborales

Fruto del trabajo en el seno del Comité de Seguridad y Salud Laboral de Sarga, se ha apostado por un aumento del presupuesto para equipos de protección individual (EPIs) dentro del apartado de prevención de riesgos laborales. En 2017, Sarga licitó este suministro, junto con el de la ropa laboral para los trabajadores, por una cantidad aproximada de 300.000 euros anuales en el conjunto de la empresa. Entre los equipos de protección que utilizan los miembros del operativo forestal existen diferentes elementos, entre los que son fundamentales los materiales anticorte e ignífugos. Una parte de la inversión adicional, se ha destinado a la entrega de un segundo mono ignífugo, del que disponen las cuadrillas helitransportadas, y que irán recibiendo progresivamente las cuadrillas terrestres entre 2018 y 2019.

Desde la propia empresa se desarrollan los contenidos de las formaciones en prevención de riesgos laborales para el operativo forestal, validados por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón. Además, se realizan sesiones con los trabajadores de las cuadrillas en relación a estas formas de actuación tan importantes para su seguridad.

Acciones de sensibilización para la prevención de incendios forestales

La Dirección General de Gestión Forestal realiza más de 700 acciones de sensibilización y divulgación en prevención de incendios forestales, a lo largo de este 2018. El público objetivo de este programa son los niños, trabajadores del medio rural, agricultores y APNs.

En el caso de los más pequeños, se utilizan recursos dinámicos que facilitan la integración de los mensajes a transmitir a través de las emociones que un cuento proporciona, utilizando una metodología participativa y adaptando el lenguaje al nivel escolar. A partir de los 10 años, emplean juegos didácticos como un trivial. El juego tiene más de 300 tarjetas de preguntas y pruebas, de diferentes colores en función de la temática que traten (Fuego e incendios forestales, Extinción de los incendios forestales, Naturaleza, Prevención e investigación de incendios forestales, Causas y consecuencias de los incendios forestales y Pruebas).

Mientras que, en relación con los agricultores, ganaderos, cosechadores y otros trabajadores del medio rural, se llevan a cabo charlas de sensibilización, concienciación y cambio de algunas conductas a la hora de realizar actividades que están relacionadas con el uso del fuego o utilización de herramientas y maquinaria con riesgo de producir un incendio forestal.

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion