Juste: “Cien días de gobierno socialista han sido suficientes para hundir a una comarca”.

Chismorrea con tus amigos

El presidente de los ‘populares’ turolenses ha pedido explicaciones al PSOE por el cambio de postura.

“Somos la única formación que defiende lo mismo en el territorio que en el Congreso de los Diputados”, ha  destacado.

Apenas seis días después de que el Congreso de los Diputados rechazara, con el voto en contra del Partido Socialista (PSOE), Ciudadanos y Unidos Podemos, la Proposición de Ley presentada por el Partido Popular para dificultar el cierre de las centrales de generación eléctrica, la formación en la provincia ha celebrado su Comité Ejecutivo en la localidad de Andorra, principal damnificada de esa decisión.

Hasta allí se han desplazado los representantes del Partido Popular de Teruel para analizar la situación tras el varapalo de la Cámara Baja. Un hecho que ha servido para que el máximo responsable de la formación haya asegurado que “cien días de gobierno socialista han sido suficientes para hundir a una comarca”, ya que el cierre de la Central Térmica supondría la pérdida de hasta 4.000 empleos entre directos e indirectos, además del 40% del Producto Interior Bruto de la provincia.

Juste ha reclamado al PSOE, personalizando en su presidente regional y máximo responsable del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán, que “dé explicaciones por el cambio de opinión”. Tal y como ha asegurado el presidente del PP de Teruel, “han pasado de mostrarse ‘absolutamente a favor’ del decreto propuesto por el entonces ministro, Álvaro Nadal, el pasado 12 de marzo en una reunión entre Lambán y el ministro, a votar en contra en el Congreso de los Diputados”. Un cambio de postura que supone “un golpe mortal” al sector del carbón de la provincia “que tiene como principales responsables al PSOE, Javier Lambán, Mayte Pérez e Ignacio Urquizu”, por “no saber defender en Madrid aquello que no es solo beneficioso para Teruel, sino que es imprescindible para el futuro de nuestras cuencas mineras”.

En ese sentido ha agregado que “la provincia no necesita escenas de teatro en la que el PSOE elude sus responsabilidades”, sino que “Lambán, Pérez y Urquizu asuman el fracaso de su labor, pidan perdón a los turolenses y se alineen con la única formación que está poniendo sobre la mesa medidas reales y concretas para salvar la Central Térmica y los puestos de trabajo”.

UNIDAD DE DISCURSO

El presidente del PP de Teruel también ha querido manifestar, durante la comparecencia pública previa al Comité Ejecutivo, que “somos la única formación que defiende lo mismo en el territorio que en el Congreso de los Diputados”. Y que la Central Térmica de Andorra es “vital” para el país y nuestra Comunidad “porque de ella dependen 4.000 empleos, la seguridad de suministro, el mantenimiento de los precios en un momento de alza generalizado y también la competitividad de nuestras empresas”.

Para Juste “no tiene ningún sentido” que para abrir una instalación de generación eléctrica “sea imprescindible cumplir numerosos trámites y requisitos”, mientras que para cerrarla “se pueda llevar a cabo de manera unilateral”. Por ese motivo, ha vuelto a incidir en la relevancia de la Proposición de Ley, “que como en todo lo desarrollado en los últimos años en materia energética lo hemos hecho solos, sin la ayuda de ningún grupo político”. Un hecho “más en evidencia si cabe desde que la responsable de la materia es la ecologista Teresa Ribera”.

Asimismo, el máximo responsable de los ‘populares’ turolenses también ha puesto el foco en Unidos Podemos y en Ciudadanos. Con relación a los primeros de ellos, ha recalcado que “su voto negativo también ha supuesto desdecir a la alcaldesa de Andorra que mostró su alegría por el anuncio y la medida del ministro”; mientras que con respecto a la formación naranja ha destacado que “supone una evidencia más de lo poco que le importa el medio rural y la provincia de Teruel, ya que siguen pensando que sus votos están en las grandes ciudades, muy especialmente en Madrid y Barcelona”.

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion