Inicio de curso universitario con las máximas garantías para el alumnado y el personal universitario

Aragón trabaja para asegurar un inicio de curso universitario con las máximas garantías para el alumnado y el personal universitario

El director general de Universidades ha expuesto hoy en la Conferencia de Política Universitaria, que reúne al Ministerio y a las comunidades, el protocolo que apuesta por una docencia presencial adaptada, con un aforo reducido al 50% y apoyo online

En el campus público se han invertido ya 245.000 euros para digitalizar más de 200 aulas y estar preparados en función de la evolución de la crisis sanitaria

El Gobierno de Aragón trabaja para asegurar un inicio de curso universitario con las máximas garantías sanitarias y en las mejores condiciones posibles tanto para el estudiantado, como para el profesorado, pese a la situación sobrevenida por la Covid19. Con ese objetivo, el director general de Universidades del Gobierno de Aragón, Ramón Guirado, ha participado hoy en la reunión de la Comisión Delegada de la Conferencia General de Política Universitaria, que reúne al Ministerio con todas las autonomías y que se ha celebrado de forma telemática por la crisis sanitaria.

En el encuentro de coordinación, el Ministerio de Universidad ha actualizado las directrices que ya fueron aprobadas el pasado mes de junio junto al de Sanidad para una docencia presencial adaptada –extendiendo el uso de mascarillas e incorporando nuevas recomendaciones cuando se detecte un caso sospechoso o positivo- y las autonomías han dado a conocer los protocolos adoptados por las distintas universidades de cada territorio, en virtud de la autonomía universitaria, que se publicarán próximamente en una web conjunta.

En este sentido, Guirado ha expuesto cómo Aragón lleva meses trabajando con planificación y de forma coordinada con la Universidad para garantizar una docencia fundamentalmente presencial, pero sin riesgos para la comunidad universitaria. Y cómo en los últimos días se están intensificando los contactos, también con las autoridades sanitarias, para garantizar un retorno a las aulas con las máximas garantías.

De esta forma, se ha reducido el aforo de las clases al 50% para respetar la distancia de seguridad de 1,5 metros y se ha llevado a cabo la digitalización de más de 200 aulas para garantizar un seguimiento online de las materias en caso de que la evolución de la pandemia lo haga necesario o el aforo no permita la asistencia presencial de todos los alumnos. Además, La Universidad podrá ofertar llevar a cabo toda la docencia online, en unos determinados supuestos, si así lo solicita el estudiante.

“La Universidad está preparada para el inicio de curso. Nos hemos anticipado y hecho un plan de inversión en infraestructuras digitales para que todo pueda funcionar digitalmente en el peor de los escenarios, pero en principio trabajaremos en una presencialidad adaptada lo máximo posible”, ha señalado el director general. En total, se han invertido por el momento 245.000 euros para el suministro de material audiovisual e informático, principalmente cámaras web, micrófonos y ordenadores para la adaptación digital de las aulas.

Guirado ha explicado además que, en caso de que las condiciones sanitarias obliguen finalmente a un escenario de semipresencialidad, tendrán prioridad en la asistencia presencial los estudiantes con más dificultades o brecha digital, en línea de lo ya anunciado por la universidad.

Para apoyar al alumnado con mayores dificultades, hay que recordar que la Consejería y la Universidad ya acordaron como medida excepcional no incrementar este curso las matrículas de las asignaturas no superadas en el 2019/2020. Esta medida tendrá un coste estimado de 3,1 millones de euros.

Según ha detallado el director general, el campus público ya aprobó en julio unas directrices para afrontar el desarrollo de la docencia en el curso 2020-2021 . Según el protocolo, que puede consultarse en la página web de la Universidad de Zaragoza (https://www.unizar.es/sg/pdf/acuerdos/2020/2020-07-06/2%20Acuerdo%20Directrices%20Docencia.pdf), la docencia se desarrollará de forma presencial respetando la distancia de 1,5 metros y está previsto el uso del streaming como instrumento de apoyo.

En el caso de que haya multiplicidad de grupos, algunos podrán programarse online, garantizando espacios para seguir las clases para el estudiantado que tenga problemas de conectividad. La Universidad se compromete también a que el profesorado pueda impartir docencia online desde su despacho u otras instalaciones del campus. Las tutorías y dirección de trabajos finales se realizarán preferentemente a distancia. También se han establecido directrices para el correcto desarrollo de las clases prácticas y de las prácticas externas. Y se ha establecido en coordinación con el Departamento de Sanidad el protocolo de prácticas en el ámbito sociosanitario.

Para terminar de adaptar este protocolo a la actual situación sanitaria y ante el próximo inicio de curso, previsto para el día 14, Guirado ha anunciado que este miércoles se celebrará una reunión a cuatro bandas, entre la Consejería de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, la Consejería de Sanidad, la Universidad de Zaragoza y la Universidad San Jorge.

Deja un comentario