Guillén: “Este Gobierno ha puesto en marcha proyectos que pueden generar más de 1.200 puestos de trabajo en Teruel”.

Chismorrea con tus amigos

El consejero de Presidencia subraya que “lo que sirve fundamentalmente es huir del victimismo y apelar al optimismo, porque Teruel es una tierra de oportunidades”.
Subraya que sin ninguna duda el Ejecutivo de Lambán cumplirá sus compromisos con la provincia y resalta los numerosos incumplimientos de Gobierno central.

El consejero de Presidencia, Vicente Guillén, ha subrayado hoy que el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha durante esta legislatura en la provincia de Teruel numerosos proyectos con los que se prevé la creación de más de 1.200 puestos de trabajo, frente a la destrucción de empleo que se produjo durante la legislatura anterior.

Guillén ha respondido durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno a preguntas sobre la manifestación de ‘Teruel Existe’ en Zaragoza y ha recalcado que “para el Gobierno de Aragón lo que sirve fundamentalmente es huir del victimismo y apelar al optimismo, porque Teruel es una tierra de oportunidades”.

Tras manifestar su “respeto absoluto hacia los manifestantes”, el consejero ha subrayado que “lo que tenemos que hacer las administraciones es cumplir con nuestros compromisos”, y ha destacado que “el Gobierno de España tiene muchos compromisos incumplidos con Teruel”.

Entre otros, ha recordado que en 2011 el Gobierno de España cambió unos trenes que se llamaban TRD que eran unos trenes modernos, a gasóleo, que permitían circular a 160 km/h por los denominados ‘tamagochi’, que siguen circulando actualmente mucho más despacio y con muchas más limitaciones.

También las importantes inversiones anunciadas en el corredor Cantábrico Mediterráneo, cuando en realidad “las peores inversiones de la historia democrática para Teruel por parte del Gobierno de España se han hecho durante los últimos cinco ejercicios presupuestarios”.

Ha recordado igualmente que seguimos a la espera del impulso a la A-68 para conectar Zaragoza y Alcañiz por Autovía, o el débito con la segunda fase de elevación de aguas del Ebro a Andorra, “fundamental para la ubicación de empresas en una cuenca minera que está sufriendo tanto”.

Frente a todos estos incumplimientos, Guillén se ha mostrado sorprendido de que se demande al Gobierno de Aragón el Hospital de Alcañiz cuando ya se están ejecutando las obras. “Que nadie le pida al Gobierno de Aragón que en un mes se haga un hospital porque eso es sencillamente imposible”, ha remachado. Y respecto a la segunda demanda, el Hospital de Teruel, ha subrayado que el Gobierno de Aragón también cumplirá con esa demanda “y pronto se tendrán noticias”.

“Para el Gobierno de Aragón –ha reflexionado Guillén- no sirven ni los movimientos románticos ni sirven tampoco los movimientos regeneracionistas que nos quieren conducir a épocas anteriores. Para el Gobierno de Aragón lo que sirve fundamentalmente es huir del victimismo y apelar al optimismo, porque Teruel es una tierra de oportunidades”.

Ha recordado que él es uno de los turolenses que ha decidido vivir en un pueblo de Teruel y ha agradecido con ironía las lecciones de otros turolenses que han venido a vivir a Zaragoza. “No necesitamos ni pesimismo ni victimismo, necesitamos optimismo”, ha insistido, y ha recordado que entre mayo de 2106 y mayo de 2018 se han puesto en marcha la ampliación del aeropuerto de Teruel, la ampliación de Tarmac, la Escuela de Pilotos, el proyecto de PLD Space, la ampliación de Dinópolis, el Balneario de Ariño y el Centro de Bioeconomía en Teruel, así como otros proyectos privados entre los que ha destacado los de Röchling, Ronal, Jamones Albarracín, Cereales Teruel, Espuña en Utrillas y Arco Iris en Valderrobres.

Asimismo, ha señalado que actualmente hay otros 14 proyectos en tramitación o en ejecución, más 829 proyectos de energía eólica y fotovoltaica también en tramitación, así como otros 19 en elaboración. “Eso significa que las posibilidades de creación de empleo con los proyectos que el Gobierno de Aragón tiene en marcha suponen más de 1.200 puestos de trabajo”, ha dicho el consejero, por lo que “este Gobierno está tranquilo con lo que está haciendo por Teruel”.

Por el contrario, ha recordado que durante los cuatro años de la legislatura anterior no sólo “no se creó ni un solo empleo en Teruel”, sino que se destruyeron. Por ejemplo en la educación pública, con maestros que quedaron fuera del círculo escolar por decisiones del Ejecutivo anterior y cuyos puestos ha repuesto el actual. También se han repuesto médicos y otros puestos públicos “y eso significa trabajar por los pueblos y para evitar la despoblación”, ha subrayado el consejero, lo que unido a los proyectos previstos y en marcha –que ha señalado en un mapa- invita al optimismo.

“Si pensamos que desde el pesimismo alguien va a venir a ubicarse a Teruel nos equivocamos –ha insistido el consejero de Presidencia-. Solamente vendrán empresas a generar empleo a Teruel si somos capaces de convencer de que Teruel es una tierra de oportunidades, y lo es. Solamente vendrán las empresas a Teruel si somos capaces de decirles que tenemos mano de obra cualificada para trabajar en ellas. Y solamente vendrá gente a trabajar a Teruel si les insuflamos optimismo y no pesimismo y no romanticismo. Y desde luego si decimos que Teruel tiene presente y tiene futuro y que no solamente se queda con un pasado de ingrato recuerdo”.

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion