¿En qué consiste el REDEME y cuándo conviene inscribirse en este régimen?

El REDEME, Régimen de Devolución Mensual, es un régimen excepcional en el que el IVA se paga y devuelve mensualmente en lugar de una vez al final de año.

El Sistema de Información Inmediata del IVA (SII) está obteniendo un importante éxito. Desde que entró en vigor, allá por el mes de julio, más del 90% de las empresas que están obligadas a introducirlo en sus sistemas informáticos, es decir, las que facturan más de seis millones de euros y las que estén dadas de altas en el REDEME, lo han implementado con éxito.

Cualquier empresa puede acogerse a este régimen,normalmente este tipo de régimen exige llevar un seguimiento mucho más actualizado de nuestras cuentas y facturas, por lo que es habitual que sean las empresas de un cierto tamaño quienes estén inscritas en el REDEME.

Ventajas e inconvenientes del REDEME

Pero, ¿qué ventajas tiene estar dado de alta en REDEME? La ventaja fundamental es poder liquidar el IVA de forma mensual, de manera que no tenemos que esperar hasta final de año para solicitar la devolución que corresponda. Esta ventaja es especialmente interesante para aquellas empresas cuyo IVA soportado sea sensiblemente mayor que su IVA repercutido, como ocurre en las empresas que operan en el extranjero. De hecho, las empresas inscritas en el registro de exportadores y otros operadores económicos no necesitan hacer esta solicitud, ya que tienen acceso al régimen debido a la propia naturaleza de sus operaciones.

Ahora bien, estar dado de alta en el REDEME exige un esfuerzo administrativo adicional, ya que este régimen implica un aumento significativo de los trámites a realizar, lo que supone un importante ejercicio de gestión e incremento de costes. No obstante, esto puede verse como una ventaja, ya que proporciona un control mucho más exhaustivo de nuestras cuentas y facturas.

¿Quién puede darse de alta en REDEME?

No todas las empresas pueden acogerse al REDEME. Tienen que cumplir los siguientes requisitos:

  • No tributar en el régimen simplificado del IVA.
  • Estar al corriente de sus obligaciones tributarias.
  • No haber sido excluidos del Registro en los tres años anteriores a la solicitud del alta.

¿Cómo darse de alta en REDEME?

Para solicitar la inscripción en el REDEME, es necesario presentar los siguientes modelos ante Hacienda:

  • Modelo 036, para la Declaración Censal de alta, modificación y baja en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores.
  • Modelo 039, para la Comunicación de datos relativa al régimen especial del grupo de entidades en el Impuesto sobre el valor Añadido.

Una vez dados de alta, los contribuyentes deberán presentar mensualmente los siguientes documentos:

  • El Modelo 303, para presentar sus autoliquidaciones de IVA.
  • Una declaración informativa, volcando en el modelo 340 el contenido de los libros de registro del IVA.
Chismorrea de esto con tus amigosShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Dejar una contestacion