El sistema de pensiones sueco puede ser el salvavidas del sistema de pensiones español

Chismorrea con tus amigos

El sistema de pensiones de nuestro país está pasando por momento difíciles y debe afrontar ciertos retos en la sostenibilidad, por lo que el sistema de pensiones como el sueco puede ser un referente para ser implantado.

El sistema de pensiones de Suecia está diseñado sobre las bases de cotizaciones definidas a la Seguridad Social y se basa en un sistema de pensiones pública de reparto basado en cuentas nocionales.

Nos podemos preguntar: ¿Cómo nos puede ayudar el sistema de pensiones de Suecia para mejorar el sistema de pensiones de España?

El sistema de pensiones de Suecia se basa en las cuentas nocionalesEspaña es un buen país para implantar un sistema de pensiones como el que existe en Suecia, ya que entre los beneficios del sistema de pensiones de ese país destacan la sostenibilidad y la transparencia.

Las cotizaciones de sistema de pensiones de Suecia se basan en cuentas nocionales y en el reparto intergeneracional. Es decir, el trabajador aporta durante su carrera profesional a esa cuenta nocional y su pensión de jubilación se calcula en función de lo aportado durante todo ese tiempo.

Para realizar el cálculo de pensiones de jubilación de cuentas nocionales, se utilizan las reglas actuariales donde se vincula de forma directa a las cotizaciones y a las prestaciones. Para poderse regular y adaptar a las circunstancias en cada momento, no depende de las decisiones políticas sino que cuenta con sus propias reglas de ajuste automático.

Por tanto, la ventaja de este sistema de pensiones que intenta eliminar el efecto desincentivo del trabajo, ya que la prestación de jubilación depende de las cotizaciones de la vida laboral de trabajador, por lo que los trabajadores no perciben la cotización como un impuesto sino como una inversión de futuro.

Es decir, la clave de su implantación de un modelo de pensiones como el que utiliza Suecia es que trata el cambio sistemático, ya que no consiste en limitarse a cubrir la ventajas del anterior sistema, sino que supone un cambio sustancial y eso supone una implicación total.

Este sistema de pensiones se ha implementado con bastante éxito en diferentes países europeos como Suecia, Letonia, Polonia, Italia y Grecia, y en todos ellos se ha tenido que establecer un periodo de transición, porque no se puede cambiar el sistema de pensiones antiguo al un sistema de nuevo de pensiones de un día para el otro.

Los pilares del sistema de pensiones sueco

El sistema se compone de 3 pilares, más una pensión mínima garantizada para personas sin recursos. El sistema está pensado sobre la base de cotizaciones definidas a la Seguridad Social y un sistema público de reparto basado en cuentas nocionales, que son cuentas virtuales que son individuales para cada individuo, donde se reflejan sus cotizaciones.

A la cotización que se ha definido se añade un 2,5 por ciento de aportación a un sistema privado de ahorro, también con aportaciones definidas. Asimismo, alrededor del 85 por ciento de los empleos suecos se acogen a un plan de previsión social a través del empresario para que este aporte un 4,5 por ciento de los ingresos.

Cuando llega el momento de cobrar, es decir, de la jubilación, tienen una cantidad de dinero en sus cuentas más la tasa de rentabilidad establecida, que es importante tras más de 40 años aportando dinero y obteniendo los rendimientos.

El sistema de pensiones sueco, las prestaciones de ahorro complementarias y el sistema de cuentas nocionales se calculan de la misma manera, y el saldo en cuenta se divide entre los años de esperanza de vida.

El sistema de pensiones de Suecia es muy transparenta, ya que el trabajador lo puede ver en cada momento. Así, los trabajadores suecos pueden ver el saldo de su cuenta y obtener información de un servicio público que les muestra cuánto dinero van a obtener con lo que llevan acumulado.

De esta manera, el sistema permite hacer simulaciones y tomar las decisiones de cuándo y cómo se puede jubilar. Entre las diferentes opciones existentes, pueden combinar su pensión con un trabajo, se pueden jubilar totalmente o puede seguir trabajando a tiempo completo y así acumular más dinero en su cuenta y, por tanto, seguir mejorando su jubilación.

Las cuentas nocionales también tienen sus desventajas

Las cuentas nocionales facilitan la evolución desde el sistema de capitalización a un sistema de pensiones nuevo, ya que se trata de pasar la cuenta nocional a una cuenta real. Por tanto, se puede considerar un más sencillo que el sistema de capitalización por las cotizaciones no son invertidas.

La utilización de las cuenta nocionales tienen desventajas como modelo de pensiones, ya que no tiene una previsión de los cambios demográficos porque las pensiones se calculan en el momento de ser causadas, ya que no tienen en cuenta el incremento de la esperanza de vida para realizar el recálculo de las pensiones.

Pero en Suecia tienen un mecanismo para poder prevenir esta desventaja y es dividir entre los años de esperanza de vida del grupo de edad de trabajador.

En el sistema de pensiones de Suecia el dinero que se acumula hasta el momento que el trabajador decida jubilarse se divide entre la esperanza de vida del grupo de edad del trabajador se está jubilando.

Esto sistema varía mucho si el trabajador se jubila a los 67 o las 71 años, ya que en estos años repercuten en una pensión mayor. En este caso, la mejora de la pensión sería del 25 por ciento más.

Aunque existe una edad mínima para que el trabajador sueco se jubile que se va adaptando a la esperanza de vida, la idea es que los trabajadores soliciten su jubilación, al menos en los próximos años más cerca de los 67 años.

Por otra parte, los riesgos macroeconómicos afectan por igual a un sistema de cuentas nocionales y a otro de prestaciones definidas como es el caso del sistema de pensiones español.

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario