El resurgir de la Orden de Toledo se forja en Calanda .

Chismorrea con tus amigos

Presentado el premio ‘Orden de Toledo’ del Festival del Cine y la Palabra (CiBRA), en honor a los creadores de esta congregación, entre los que se encontraba Luis Buñuel. 

Este jueves, la Casa de Cultura de Calanda se ha convertido en el escenario de uno de los actos más importantes del festival, con motivo de la presentación del premio ‘Orden de Toledo’, del Festival del Cine y la Palabra (CiBRA) de Toledo, en honor a los creadores de esta congregación, entre los que se encontraba Luis Buñuel.

Jordi Xifra, director del festival, ha asegurado estar “muy contento” de recibir a los compañeros de la muestra toledana, única en el mundo ya que aúna cine y literatura. “Espero que esta colaboración no sea más que el principio”, afirma.

Por su parte, Gabriel Castaño, director de CiBRA, ha compartido con los asistentes los orígenes de la muestra que se remontan al año 2009, en el municipio de la Puebla de Montalbán, lugar en el que nació Fernando de Rojas, autor de La Celestina. “Durante los primeros tres años nos mantuvimos allí, pero pronto nos dimos cuenta de que necesitábamos más infraestructura por lo que decidimos seguir en Toledo”, explica.

“Para nosotros es un honor poner en marcha este año el premio ‘Orden de Toledo’, que pretende rendir homenaje a las figuras de Dalí, Lorca o el calandino Luis Buñuel, entre otros”, añade. Con ese objetivo, el próximo mes de noviembre el acalde de Calanda, José Ramón Ibáñez, viajará hasta Toledo junto con los tambores y bombos de Calanda.

Sonia Asensio, miembro de la organización de CiBRA y calandina de nacimiento, ha sido una de las culpables de crear esta unión entre ambos festivales. “Para mí es un honor y me siento muy feliz de lograr unir mi casa real con la que me acoge desde hace 15 años”, resume.

“Toledo era la felicidad de Buñuel”. Así de contundente ha comenzado el discurso de Luis Alegre, periodista y experto en cine, y uno de los invitados especiales de esta decimocuarta edición del festival. “El calandino acabó allí con tan solo 21 años. Me parece una excelente iniciativa recuperar algo como la Orden de Toledo, y ese espíritu de disfrutar la vida. Me parece una idea formidable y una exija genial”, concluye.

Finalmente, José Ramón Ibáñez, alcalde de Calanda, ha querido agradecer, por un lado, la presencia de Alegre, así como la iniciativa de CiBRA de unir sendas muestras. “Espero que haya continuidad con los futuros alcaldes de Calanda, y que se consolide como nuestro festival y el Centro Buñuel Calanda (CBC)”, concluye.

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion