El relevo generacional en el comercio tradicional, se siguen cerrando negocios rentables

Chismorrea con tus amigos

 

El pequeño comercio cada día se parece más al poblado galo de Obelix y Asterix. Irreductible y cercado por gigantes que tratan de robarle a sus clientes y que facilitan recibir productos en sus propios domicilios.

 

Si se sobrevivió a los grandes centros comerciales, está todavía por ver si lo harán en la era de Internet. Pero además cuenta con un grave problema añadido, no está asegurado el relevo generacional en el comercio tradicional, razón por la que se siguen cerrando negocios rentables.

Y esto es un asunto muy importante, dado que el comercio es la actividad que concentra un mayor número de autónomos, con más de un 22%, doblando a los siguientes sectores como son agricultura o construcción, ambos en torno al 11%. No se trata ya de que las nuevas generaciones no quieran asumir como propio el negocio de sus padres, sino que en muchos casos no le ven futuro.

 

Los argumentos que se esgrimen no logran convencerlos. Muchos han visto la cantidad de horas, de días sin descansar que han pasado sus padres, los sacrificios realizados para sacar el negocio adelante. Todo esto porque era rentable, pero esta premisa ahora no está tan clara a medio plazo.

La libertad de horarios comerciales, el hecho de tener en muchas grandes ciudades entrega en dos horas o en el mismo día si se compra por Internet, o la merma de la clientela tradicional, en muchos casos de una edad similar a los que ya se van a jubilar, no son una buena perspectiva.

Los comercios tradicionales se cierran y muchos de los abren nos dan una falsa apareiencia de tradicional

El uso de las nuevas tecnologías y el impulso que debería suponer la transformación digital de los negocios tampoco parece ser la respuesta. Una generación con una mejor relación con las nuevas tecnologías tendría que ser un impulso para mejorar la rentabilidad y viabilidad de los negocios. Muchas veces hay que esperar a esta segunda generación para impulsar el cambio.

Pero se necesita más apoyo a nivel institucional para asegurar este relevo. Formación, ayudas para saber sacar partido a las nuevas tecnologías, planes de marketing que nos ayuden a ganar clientes de proximidad, que les ayuden a ver la ventaja de comprar en la tienda de la esquina en lugar de en Amazon, etc.

Las cartas amenazadoras de la Agencia Tributaria o la sensación de estar dejándose la vida para que luego tras descontar impuestos lo que queda sea una parte mínima, también influye. También la posibilidad de tener un buen traspaso por el negocio, una cantidad elevada si el local donde se ubica es en propiedad, o simplemente un alquiler y olvidarse de problemas también cuenta. Si existen varios herederos además no siempre es fácil ponerlos de acuerdo. Todo ello hace que al final sean pocos los que quieran luchar por mantener vivo el negocio familiar.

 

 

 

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion