El PP pide mejorar la tramitación de adopciones internacionales e impulsar la apertura de nuevas vías

Carmen Pobo insta a que los procesos de adopción internacionales sean más seguros y que siempre prime el interés del menor.

Marta Valdenebro señala que  “no queremos que ningún niño se quede sin familia, pero no a cualquier precio, por eso debemos asegurarnos que los trámites se realizan con seguridad”.

El pleno del Senado ha aprobado una moción del Grupo Parlamentario Popular por la se pide impulsar procesos de apertura de nuevas vías de adopción internacional y mejorar el sistema de tramitación, suspensión o prohibición de adopciones internacionales mejorando la transparencia.

Además se insta al Gobierno a desarrollar el reglamento de la Ley 26/2015 de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, “primera Ley de la Democracia que defiende la protección del interés del menor”.

La presidenta de la Comisión de Derechos de la Familia, la Infancia y la Adolescencia, Carmen Pobo, ha presentado ante el pleno la iniciativa popular y ha recalcado “que para el PP la protección de la infancia y el apoyo a las familias son objetivos prioritarios en las políticas del Gobierno, como lo demuestra la Ley 26/2015 sobre la que el Gobierno ha puesto en macha una ambiciosa transformación, modificando un total del  20 leyes y que ha contado con diálogo y consenso entre asociaciones, comunidades y actores que intervienen”.

“Se trata de una normativa que es pionera a nivel internacional porque ha hecho de nuestro país el primer Estado en el que se ha incorporado el concepto de interés superior del menor como principio interpretativo”, ha subrayado.

En este sentido, la senadora por Teruel ha explicado que se introducen una serie de modificaciones “que eran muy necesarias para hacer de los procesos de adopción internacional unos procedimientos mucho más seguros, claros y en los que siempre prevalecerá  el interés del menor por encima de cualquier otra consideración”.

Se han introducido mejoras como primar que todos los menores de tres años puedan vivir en una familia sin necesidad de pasar por un centro de acogida; se simplifica el proceso de acogimiento; se unifican los criterios de idoneidad para las familias adoptantes; se concretan medidas para reducir el número de niños que esperan en centros de acogida; se mejoran los procedimientos de adopción, con muchas más garantías.

Además, se refuerza el derecho de acceso a los orígenes de los adoptados; se introduce la adopción abierta que posibilita el contacto con la familia biológica; se dota de mayor seguridad jurídica los procesos de adopción internacional, clarificando el ámbito competencial.

Carmen Pobo ha recalcado que “se consigue, en definitiva, dar los pasos necesarios para proteger a los menores, para que los procesos de adopción se simplifiquen y sean realizados con la mayor transparencia posible”.

TRÁMITES DE ADOPCION SEGUROS

La senadora por Guadalajara, Marta Valdenebro, ha señalado que desde 2015, año en que se aprobó la Ley, ha pasado tiempo suficiente “pero hay situaciones políticas imprevisibles y el año que estuvo el Gobierno en interinidad tuvo, entre otras consecuencias, el retraso en la elaboración de un reglamento tan necesario como complejo técnicamente, dado que atribuye al Estado competencias que hasta la fecha venían siendo desempeñadas por las CC.AA., y esto exige estrechar la colaboración con las mismas al pasar a ser ahora la Administración General del Estado quien asume la decisión de iniciar, suspender o limitar la tramitación de adopciones de determinados países, así como decidir la acreditación, el control y el seguimiento de los organismos acreditados para la adopción”

La senadora ha pedido que “no se deben crear alarmas sociales” porque, ha dicho,  “las adopciones internacionales no se han detenido. Los procesos de adopción internacional que se hayan iniciado o se deseen iniciar, de ninguna manera se ven paralizados”.

Marta Valdenebro, ha explicado que la Ley de Adopción Internacional “refuerza las garantías de las adopciones internacionales” ya que obliga a que la tramitación se lleve a cabo por medio de los organismos acreditados de intermediación y establece que será la Administración General del Estado la competente para acreditar a estos organismos.

Por último, ha hecho hincapié en que  “todos estamos de acuerdo en que no queremos que ningún niño se quede sin familia, pero no a cualquier precio; por eso –ha dicho- debemos asegurarnos que los trámites se realizan con seguridad”.

Chismorrea de esto con tus amigosShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Dejar una contestacion