El Justicia sugiere que se intensifique el control y planificación de actividades en la producción y gestión de estiércoles derivados de las explotaciones de porcino en zonas saturadas

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

La problemática que esta actividad genera en muchas localidades pudo ser percibida de forma presencial por el Justicia Dolado en una reciente visita a la localidad altoaragonesa de Fonz

Esta Institución recibió un escrito de queja en el que se realizaba la siguiente petición:

“El porcino intensivo lleva cinco años creciendo a un ritmo de 6000 cabezas semanales en Aragón.
Sólo en Huesca, se engordan más cerdos que en toda Andalucía, más que entre Extremadura y
Castilla-La Mancha juntas. Esta proliferación desmesurada y descontrolada conlleva un agravamiento
de la contaminación de ríos y acuíferos por purines en la cuenca del Ebro: 11 ríos y 36 acuíferos
se encuentran oficialmente contaminados por nitratos o a punto de estarlo. Entre las zonas
contaminadas, auténticas joyas como la laguna de Gallocanta o el propio Delta. A la vista de la
situación que exponemos hoy ante el Justicia de Aragón, solicitamos dé un paso adelante en la
defensa de nuestro medio rural y proceda, como ha hecho ya su homólogo catalán, a la solicitud de
una moratoria para nuevas explotaciones y ampliaciones de ganadería industrial que permita una
ordenación del territorio que actualmente, a nuestro entender, no existe en nuestra Comunidad
Autónoma.”

Tras resolverse admitir a tramite dicha queja se dirigieron diferentes escritos a los Departamentos
de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Sanidad, Presidencia y Economía Industria y Empleo, con la
finalidad de recabar información sobre las cuestiones planteadas en el escrito de queja competencia
de cada Departamento.

Vistas las competencias de las diferentes administraciones y las explicaciones que estas nos ha
transmitido, desde esta Institución se quiere hacer hincapié en la importancia de la aprobación del
Plan de Inspección y Control de las actividades de producción y gestión de estiércoles y residuos
orgánicos por parte del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón,
que tiene las competencias de agricultura, ganadería y medio ambiente.

Dada la importancia de la materia: la preservación del medio ambiente y los valores paisajísticos
de muchas localidades, el agua ya sea de riego o de suministro de boca, sus fuentes y acuíferos,
los ríos y lagunas, y la salud de los trabajadores del sector, debería el Gobierno de Aragón, su
Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad aprobar en el plazo más breve que sea posible
dicho Plan, y publicar todas la actuaciones realizadas y sus resultados, para general conocimiento
y comprobación por parte de la población del cumplimiento de la normativa, y de la ausencia de
contaminación de las aguas y medio ambiente.

Comunicación
El objetivo de la Administración, a juicio de esta Institución, debería ser reducir la
contaminación de las aguas por nitratos procedentes tanto de explotaciones ganaderas como de la
agricultura, hasta si es posible que sea imperceptible en los análisis de agua.

De la ejecución del Plan de Inspección y Control debería intentar acreditarse el cumplimiento de la
aplicación de los purines en las parcelas y en las dosis precisas autorizadas que eviten cualquier
tipo de contaminación.

Y para el supuesto de que no se pudieran cumplir los objetivos de empezar a reducir la
contaminación de los acuíferos, fuentes y ríos por causa de los nitratos de los purines, en ese
caso, el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, que tiene las competencias sobre medio
ambiente, debería valorar la necesidad de aprobar una moratoria en la concesión de autorizaciones
de explotaciones ganaderas del sector porcino en los municipios que tengan sus acuíferos y fuentes
contaminados por nitratos.

Por otro lado, las directrices emanadas del Decreto 94/2019 permiten a los ayuntamientos a regular
las distancias entre explotaciones y casco urbano, pero en muchas ocasiones las presiones de  grandes grupos económicos dificultan a pequeños ayuntamientos ejercer sus políticas de prevención,  como el Justicia Dolado tuvo oportunidad de comprobar en su reciente visita a la localidad de Fonz, donde su alcalde le expuso el riesgo de saturación y contaminación de sus recursos hídricos a la  luz de las solicitudes de instalación de explotaciones ganaderas en su término.

El Justicia quiere hacer un especial llamamiento a instituciones y ciudadanía en general a concienciarse de la necesidad de promover un desarrollo sostenible real, que compagine y equilibre  el crecimiento económico con el respeto al medio ambiente y especialmente a un recurso tan escaso como el agua.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»Texto» saved_tabs=»all» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»] [/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario