El Justicia considera ajustada a derecho la obligatoriedad de censar el ADN canino establecido en Zaragoza

Chismorrea con tus amigos

Dicho registro se establece en la nueva ordenanza municipal para la protección, tenencia responsable y venta de animales en vigor desde el 30 de abril.

Esta Institución recibió varios escritos de queja de ciudadanos en los que se realizaba la siguiente petición:

“Expongo que el censo de ADN canino previsto en el artículo 3.1.-b) de la Ordenanza Municipal para la protección, tenencia responsable y venta de animales de Zaragoza que se ha aprobado recientemente por el Pleno del ayuntamiento y que ha entrado en vigor el 30 de abril de 2019 sobrepasa la legislación de la Comunidad Autónoma de Aragón y vulnera la presunción de inocencia y el derecho a la intimidad de los propietarios de animales al crear una base de datos de presuntos culpables de un delito de maltrato y abandono de animales de compañía antes de que éste se produzca. También creo que, al convertir a los veterinarios en guardianes del cumplimiento de la ordenanza, no sólo pone en manos de particulares una función exclusiva de la policía, sino que puede provocar que muchos dueños no lleven al veterinario a sus animales de compañía y esto pueda provocar incluso un problema de salud pública, aparte de aumentar el abandono y la destrucción de los animales (…)”

Tras resolverse admitir a tramite dichas quejas en un expediente se dirigieron diferentes escritos tanto al Ayuntamiento de Zaragoza, como al Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, así como al Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de la provincia de Zaragoza recabando información acerca de la cuestión planteada en la queja.

Vistas las competencias de las diferentes administraciones y las explicaciones que estas nos ha transmitido, desde esta Institución se entiende que dicha ordenanza está ajustada a derecho dado que  el Ayuntamiento de Zaragoza al registrar el genotipado de los animales, no está creando una nueva base de datos, lo cual desbordaría sus competencias, sino que pasa a incorporarlos como un nuevo dato, al registro creado en cumplimiento del Decreto 64/2006, tal como queda de manifiesto en el informe remitido a esta Institución por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón.

Además, la creación de registros de identificación de animales trata de cumplir una doble función: en primer lugar, garantizar el bienestar del animal, tratando de evitar su abandono o maltrato y en segundo, evitar problemas de salud pública, pero no el criminalizar a los dueños que se preocupan por la salud de su mascota.

Igualmente, en la queja se plantea la no homologación del sistema y la intervención del colectivo profesional de veterinarios, así como la posible incompatibilidad con la legislación autonómica y por ello solicitaba la intervención de esta Institución para que se procediera a la retirada de dicha medida.

A este respecto, informar que el incluir el análisis genético en la ordenanza entra dentro de la discrecionalidad de la Administración con unos márgenes de opción y decisión más o menos amplios, aunque siempre dentro de los límites legales.

Por tanto, el Justicia entiende que dicha ordenanza no sólo se ajusta a la normativa autonómica, sino que puede resultar de gran utilidad en los objetivos marcados por la misma

Dicho expediente queda por tanto archivado, y puede consultarse en el enlace adjunto.

EXPEDIENTE

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario