El Hospital Royo Villanova abre una unidad para pacientes ostomizados.

Chismorrea con tus amigos

El Hospital Royo Villanova de Zaragoza ha abierto una Unidad específica para pacientes ostomizados con el objetivo de ayudar a que estos enfermos puedan normalizar cuanto antes su situación.

La ostomía es una exteriorización del intestino en la pared del abdomen realizada para evacuar las deposiciones debido a un problema médico que impida eliminarlas por el ano. Además del volumen de población afectada (en España cada año se producen más de 13.000 nuevos casos), esta intervención tiene una elevada repercusión en el paciente por el impacto emocional que conlleva. Para Javier Campillo, supervisor de Enfermería de Cirugía General y Urología del Royo Villanova, estos enfermos “precisan una atención integral”. “No nos podemos quedar solo en el aspecto biológico o físico, porque hay repercusión psicológica, laboral, sociológica….”, dice.

El doctor Juan Luis Blas, jefe de Servicio de Cirugía General del Royo, explica que se trata de unos pacientes que requieren una supervisión frecuente y que el número es lo suficientemente elevado como para contar con un dispositivo específico. Para Lucía Puisac, enfermera responsable de la Unidad, es fundamental contactar con el paciente ya antes de la operación para realizar un seguimiento a través de un programa completo de cuidados enfermeros que le permita adaptarse a su nueva condición física sin complicaciones. “Está comprobado que el paciente que está informado y educado tiene una menor incidencia de complicaciones relacionadas con la ostomía”, confirma Campillo.

La Unidad será gestionada de forma autónoma por Enfermería y un día a la semana cuenta con el apoyo fijo de los cirujanos de las especialidades de donde proceden estos pacientes (Urología y Cirugía General), de forma que pueden desarrollar consultas más resolutivas.

La Unidad ya está en marcha con una previsión de 28 enfermos semanales. Se destina una hora de consulta para cada caso nuevo -debido al detenimiento con el que se debe tratar la complejidad de cada caso- y media hora para cada revisión. “Cuando el paciente está aún hospitalizado, ya empezamos toda la fase informativa, pero cuando está en su casa le siguen surgiendo muchas dudas de alimentación, higiene, actividad física, la vuelta al trabajo, las relaciones sexuales… y todo esto lo tratamos de forma ambulatoria en esta Unidad”, dice Puisac.

El doctor Blas indica que la ostomía pueden ser definitiva, cuando se ha de extirpar recto o ano de un paciente, o temporal, cuando se puede volver a revertir la situación anterior. Muchos de los casos por los que el cirujano tiene que recurrir a estos métodos se deben a tumores que afectan a estas zonas. También puede haber casos de Urgencia, por ejemplo una peritonitis, que por las circunstancias locales de infección o contaminación impiden hacer una sutura segura. En este caso, se exterioriza el intestino y en un segundo tiempo, se vuelve a unir y se retira el estoma.

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion