EL GRUPO DEL PSOE EN LA DPT PRESENTA UNA PROPUESTA PARA EXIGIR AL GOBIERNO DE ESPAÑA A “QUE PUBLIQUE EL REAL DECRETO QUE GARANTICE EL SUMINISTRO DE CARBÓN AUTÓCTONO COMO RESERVA ESTRATÉGICA”.

Chismorrea con tus amigos

Desde el PSOE, se pide al Gobierno de España “que se establezca que el peso del carbón autóctono, respecto al resto de energías, en el Mix Energético Nacional sea del 7,5%”.

Igualmente, el Grupo Socialista propone rechazar los cierres de centrales térmicas, y en concreto, la de Andorra en Teruel, así como instar al Gobierno de España a que aplique los artículos 7 y 35 de la Ley 24/2013 de 26 de diciembre del Sector Eléctrico a cualquier central térmica que quiera cerrar.

El Grupo del PSOE en la Diputación Provincial de Teruel ha presentado una propuesta para su debate en el próximo Pleno, con el fin de instar al Gobierno de España a que “publique el Real Decreto que garantice el suministro de carbón autóctono como reserva estratégica”.

Desde el PSOE, se pide al Gobierno de España “que establezca que el peso del carbón autóctono, respecto al resto de energías, en el Mix Energético Nacional sea del 7,5%, e implantar el mecanismo que garantice la quema de este carbón en Térmica, así como la posibilidad de implantar el llamado céntimo verde, con el objetivo de dar estabilidad al sector y garantizar el empleo actual y el desarrollo de las Comarcas Mineras”.

Igualmente, el Grupo del PSOE en la DPT propone rechazar, “con carácter general, los anuncios de cierres de las centrales térmicas de Anllares, Velilla y Compostilla en Castilla y León, Lada en Asturias, y especialmente, la de Andorra en Aragón, así como instar al Gobierno de España y al Ministerio de Energía a aplicar los artículos 7 y 35 de la Ley 24/2013 de 26 de diciembre del Sector Eléctrico a cualquier central térmica que quiera cerrar”.

Líneas de investigación

 En la propuesta, el PSOE insta a “impulsar desde los Gobiernos de España y Aragón líneas de investigación de I+D+i sobre los usos del carbón, con el principal objetivo de buscar una combustión más verde (captura y almacenamiento de CO2) o de otros usos”, así como propone solicitar a ambos Gobiernos “la declaración de la Central Térmica de Andorra y su zona de influencia, por su cercanía con los recursos mineros, como zona estratégica minero-eléctrica, priorizando su uso en momentos de necesidad de energía respecto a otras que no disponen de garantías de abastecimiento del 100%”.

      Apoyo a los trabajadores

 Finalmente, el PSOE quiere con su propuesta “apoyar a los trabajadores y trabajadoras de las centrales térmicas, y a los habitantes de las Comarcas Mineras de Teruel, en sus actuaciones, dentro de la legalidad vigente, contra el cierre de este tipo de centrales, así como trasladar lo acordado al Gobierno de España y al de Aragón”.

 Como ha recordado en rueda de prensa el portavoz del Grupo del PSOE en la DPT, José Ramón Ibáñez, “en el Pleno de 26 de enero de 2016 ya aprobamos una Declaración Institucional, a propuesta de este grupo, sobre el Futuro de las Cuencas Mineras, en consonancia con lo acordado el 15 de enero de 2016 en la Asamblea General de la Asociación de Comarcas Mineras de España (ACOM) y los Ayuntamientos de los municipios mineros de nuestra provincia”.

En este sentido, José Ramón Ibáñez ha subrayado que “en dicha declaración se recogía como una de las propuestas exigir tanto al Gobierno de España como a Endesa, que lleguen a un acuerdo por el que sea posible realizar las inversiones necesarias en la Central Térmica Teruel de Andorra, imprescindibles para asegurar su funcionamiento y el futuro de buena parte de nuestra provincia”.

 Anuncio de cierre

 Por su parte, el presidente del Grupo del PSOE en la DPT, José Ramón Morro, ha añadido que “desde FICA-UGT se nos hace llegar recientemente los anuncios sobre los cierres de las centrales térmicas de Anllares, Velilla y Compostilla en Castilla y León, Lada en Asturias y Andorra en Aragón, por parte de Iberdrola, Endesa, Hidrocantábrico y Viesgo, lo que significa dar un paso más en la estrategia, perfectamente diseñada por los responsables de las grandes eléctricas, de intentar provocar una situación tal que aboque al cierre de las centrales térmicas en nuestro país”.

José Ramón Morro ha añadido también que, “mientras estas grandes empresas eléctricas siguen con su plan de ir cerrando centros de trabajo, no se habla de los grandes beneficios que obtienen, beneficios que desde luego, siguen sin invertir en las centrales que, desgraciadamente, cada día son más obsoletas”.

 Pacto de Estado

 Por todo ello, Ibáñez ha recalcado que “es necesario que alcancemos un Pacto de Estado sobre Energía en el que participemos todos los agentes directamente implicados, lo que incluiría a las Administraciones Públicas, partidos políticos, sectores económicos y sindicatos, y en ese Pacto de Estado se debe definir un Mix Energético de país para los próximos años, en el que el peso del carbón autóctono, respecto al resto de energías, en el Mix Energético Nacional sea del 7,5%, e implantar el mecanismo que garantice la quema de este carbón en la Térmica, y la posibilidad de implantar el céntimo verde”.

Por su parte, José Ramón Morro ha recordado que las centrales de carbón deben seguir funcionando hasta el año 2050, fecha límite de la Unión Europea para el cierre de este tipo de centrales, y “por supuesto, seguimos defendiendo y exigiendo que en estas centrales se queme carbón autóctono para garantizar el futuro de las comarcas mineras, que como sabemos se extrae a escasos kilómetros de la central de Andorra”.

Desastre regulatorio

 Igualmente, ha señalado que “las medidas aisladas que adopta cada empresa eléctrica para el cierre de las centrales de carbón no contribuyen a dar solución al desastre regulatorio existente en nuestro país. Además, generan destrucción de empleo directo e indirecto y prescinden de unas fuentes autóctonas de energía que, con las inversiones necesarias, pueden minimizar el impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero”.

“Y no olvidemos su incidencia en el incremento de la factura de la luz, dado que, en la actualidad, España es muy dependiente de la energía termoeléctrica, lo que podría provocar problemas de suministro si no se interconexiona la red eléctrica nacional a la red europea”, ha apuntado.

El portavoz socialista, José Ramón Ibáñez, ha añadido que “utilizar como excusa para el cierre de las centrales que esta medida contribuirá a reducir emisiones de dióxido de carbono es una absoluta falacia, ya que las emisiones no van a desaparecer porque se cierren las centrales. Los derechos de emisión se compran y se venden, lo que permite que, cuando se cierra una central, los derechos de sus emisiones de CO2 se puedan trasladar a cualquier otro rincón del mundo”.

Según ha explicado, “para mejorar la eficiencia de las centrales térmicas es necesario adaptarlas, desulfurarlas y desnitrificarlas, tal y como se estableció en el Plan del Carbón firmado en 2013, que no han cumplido ni el Gobierno ni las compañías que se apresuran ahora a cerrar las térmicas”.

 Los socialistas recuerdan en la moción, que en 2015, la producción mundial de carbón alcanzó las 7.851 millones de toneladas, de las que 297,8 millones correspondieron a la Unión Europea (el 0,37% de total mundial), y 2,43 millones a España, es decir el 0,0003% de la producción mundial y el 0,0096% con relación a la Unión Europea.

En este sentido, explican en su propuesta que “las grandes empresas como Iberdrola, Endesa, Hidrocantábrico, Viesgo y otras más del sector están contribuyendo a confundir a la opinión pública al equiparar descarbonización (minimización de emisiones de CO2) con la eliminación del uso del carbón, y más cuando saben pero no dicen que el carbón representa apenas el 9% de la energía primaria consumida en España, frente al 16,7% en la Unión Europea y el 30% mundial”.

Incumplimientos

 José Ramón Ibáñez ha señalado que “el Gobierno sigue incumpliendo los acuerdos firmados con losagentes sociales y centra la solución de la actual situación en un próximo Real Decreto, que sigue sin llegar a publicarse tras el paso de los meses. Por otro lado, en nuestro país existe la legislación necesaria para que el Gobierno pueda aplicar los artículos 7 y 53 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, a cualquier central que quiera cerrar”.

“Debemos seguir defendiendo el mantenimiento de la actividad en las plantas, los puestos de trabajo, el futuro de las comarcas y de pueblos enteros que, sin estas centrales, están abocados al empobrecimiento y la despoblación y, en el caso de la Comarca de Andorra, podrían estar en peligro más de 4.000 empleos entre directos e indirectos”, ha añadido.

Los socialistas han concluido indicando que “cada vez resulta más urgente que el Gobierno de España publique un Real Decreto que garantice, como ya se hizo en 2010, por el Gobierno Socialista de Zapatero, el suministro de carbón autóctono como reserva estratégica”.

“Si esto no se llega a hacer, va a ser muy difícil que Endesa invierta los 230 millones de euros que le supone la adaptación a la nueva normativa europea medioambiental de emisiones contaminantes, inversiones necesarias para seguir en funcionamiento más allá de 2021”, han dicho.

 

 

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion