El Gobierno de Aragón propone establecer una tarifa progresiva y mejorar las exenciones y bonificaciones del ICA

Chismorrea con tus amigos

La mesa técnica convocada por el Ejecutivo aragonés para abordar la reforma del impuesto ha reunido a los principales agentes implicados en la materia.
El Ejecutivo autonómico ha emplazado a los asistentes a una nueva reunión en las próximas semanas.

La directora del Instituto Aragonés de Agua, Inés Torralba, ha explicado que “hay margen de mejora en la regulación de las exenciones y bonificaciones del ICA, que podrían ser en función de la capacidad económica del abonado”. Así como en la tarifa “al poder establecer una tarifa progresiva por tramos de consumo”. De esta forma, “se incentiva el consumo responsable del agua y se evitan consumos excesivos o incontrolados”. En este sentido, se podría tener en cuenta el número de habitantes de cada hogar.

La directora ha lamentado la ausencia del Ayuntamiento de Zaragoza en la reunión por considerarlo un “interlocutor necesario en esta negociación” y ha recordado que la “Comunidad Autónoma debe de mantener una figura impositiva sobre el vertido de las aguas residuales tal como recoge la Ley de Aguas y Ríos de Aragón que fue aprobada en las Cortes de Aragón en 2014.” Solo de esta forma es posible hacer frente al gasto público suficiente para mantener las infraestructuras ya construidas y seguir invirtiendo para completar las que faltan.

La directora ha dejado claro que la propuesta del Ejecutivo autonómico no es una “propuesta cerrada” y se tendrán en cuenta las aportaciones de los diferentes representantes en relación a los elementos que regulan un impuesto: hecho imponible, sujeto pasivo, base imponible, tarifa y beneficios fiscales (bonificaciones y exenciones).

En la reunión han estado presentes las asociaciones de consumidores Torre Ramona, San Jorge y UCA; la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP); representantes de CEPYME y CEOE-Aragón; el cluster para el uso eficiente del agua Zinnae y la Red Agua Pública de Aragón (RAPA). Los diferentes colectivos han acordado volver a reunirse en las próximas semanas.

Por parte del Gobierno de Aragón han tomado parte de la mesa el director general de Tributos, Francisco Pozuelo, la directora general de Protección de Consumidores y Usuarios, Rosa María Cihuelo, la directora del Instituto Aragonés del Agua, Inés Torralba y el Secretario General Técnico del Departamento Desarrollo Rural y Sostenibilidad, José Luis Castellano.

Quiénes pagan el ICA

El Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas es un impuesto autonómico de finalidad ecológica, dirigido a empresas, servicios y particulares. Su recaudación va destinada a mantener las aguas de Aragón más limpias, por lo que sirve para financiar las actuaciones de prevención de la contaminación, abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas residuales en territorio aragonés.

El ICA no es un impuesto nuevo, anteriormente se denominaba Canon de Saneamiento y el resto de aragoneses lo pagan desde el año 2002. El ICA se aprueba con la unanimidad de las Cortes de Aragón a través de la Ley 10/2014, de 27 de noviembre, de Aguas y Ríos de Aragón.

Las Cortes de Aragón acordaron que el recibo del ICA contara con una bonificación del 70 % en Zaragoza para 2016 y del 60% en adelante, en compensación por las inversiones propias realizadas por la ciudad. De esta manera, la capital aragonesa pasa a equipararse con el resto de los municipios aragoneses en los que el impuesto viene siendo de aplicación desde hace 15 años.

Están exentas del pago del impuesto, las personas que perciben el Ingreso Aragonés de Inserción (IAI) y determinados usos del agua agrícolas y ganaderos.

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion