El Gobierno de Aragón diseña una estrategia para la atención a los mayores que implicará a todo el sistema público de servicios sociales, al sanitario y a entidades

Chismorrea con tus amigos

La estrategia cuenta con 6 líneas de actuación con medidas concretas como un teléfono gratuito de atención o la ampliación de la teleasistencia a mayores solos en situación vulnerable
Los programas abordan la atención a los mayores solos y la coordinación para la prevención y erradicación de los malos tratos a ancianos

Implicar y coordinar en la atención a las personas mayores a todo el sistema público de servicios sociales (administraciones autonómica, comarcal y local), al sanitario, a las entidades y, en general, a toda la sociedad. Este es el principal objetivo de la “Estrategia para la atención de las personas mayores en Aragón”, que hoy ha sido presentada por la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto; el gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Joaquín Santos; el gerente del Salud, Javier Marión, y el presidente del Consejo Aragonés de Personas Mayores (Coapema), Francisco Javier Iriarte. Ha sido hecha pública coincidiendo con la celebración hoy, 1 de octubre, del Día Internacional de las Personas Mayores.

La consejera ha insistido en que “el Gobierno de Aragón apuesta por que los mayores tengan la mayor autonomía y libertad posibles y, para ello, debemos apoyarles y darles seguridad para que elijan el proyecto de vida que les parece mejor”. Este, ha puntualizado, es uno de los grandes objetivos de esta estrategia que pretende coordinar a todas las administraciones, entidades y a la sociedad en general.

El gerente del Salud, Javier Marión, ha destacado también la necesidad de esta coordinación y ha recordado que el Departamento de Sanidad lleva tiempo trabajando en planes enfocados hacia las personas mayores, abordando aspectos como la fragilidad, la soledad o la cronicidad. “En los centros sanitarios se detectan las circunstancias del envejecimiento y de la soledad que actúan como determinantes de la salud y condicionan el abordaje de las enfermedades”, ha puntualizado.

Por su parte, el presidente de Coapema, Francisco Javier Iriarte, ha calificado esta estrategia de “prometedora” y ha recordado la colaboración existente entre la entidad que preside (que aglutina a 250 asociaciones de mayores) y el IASS.

El gerente del IASS, Joaquín Santos, ha sido el encargado de presentar la estrategia. Esta  consta de seis líneas de actuación con medidas concretas y dos programas específicos: uno de actuación con personas mayores que viven solas y otro de coordinación para la prevención y erradicación de los malos tratos a este sector de la población.

Según los datos del instituto Aragonés de Estadística (IAEST), en Aragón viven un total de 280.365 personas mayores, de las que 177.201 tienen entre 65 y 80 años y el resto (103.164) más de 80. El incremento de la esperanza de vida, el aumento de las situaciones de dependencia y la pérdida de redes de apoyo social hacen necesaria la puesta en marcha de esta estrategia.

La distribución de competencias entre el Gobierno de Aragón (servicios sociales generales y atención a la dependencia) y las comarcas y ayuntamientos (atención a mayores no dependientes) ha motivado que esta estrategia establezca unas líneas de colaboración y coordinación entre todas las administraciones, una coordinación que amplía a las entidades sociales y que busca implicar a la sociedad en general.

Líneas de trabajo

La primera de ellas es la garantía de los derechos y protección de las personas mayores, que incluye la puesta en marcha de procedimientos de coordinación contra los malos tratos y promoción del buen trato. Asimismo, dentro de esta línea se encuentra la creación de un teléfono gratuito de atención a las personas mayores (denuncias por mal trato, atención a personas que vivan solas, información de prestaciones, servicios, actividades…).

La segunda línea de actuación es la promoción del envejecimiento activo, prevención de la dependencia y promoción de la autonomía personal. Con ella se mantendrán y ampliarán los programas de envejecimiento activo en los hogares de mayores del IASS y este año, como novedad, llegarán poblaciones de menos de 2.000 habitantes que carecen de hogares a través de subvenciones para actividades.

Asimismo, este año también se pone en marcha un programa de prevención de la dependencia, ampliando el programa de Promoción de la Autonomía Personal a los mayores frágiles (hasta ahora era solo para aquellos que tienen reconocida la dependencia).

Otra de las medidas que se implantarán dentro de esta línea de actuación es la ampliación de la financiación de la teleasistencia gestionada por las administraciones locales a aquellas personas mayores solas en situación vulnerable que lo requieran. Hasta ahora, el IASS financiaba la teleasistencia para personas con dependencia.

La atención a las personas en situación de dependencia es la tercera línea de trabajo. Como novedades, incluye un plan de choque para reducir la lista de espera y dentro de este la contratación de 19 valoradores nuevos y 5 administrativos que hoy comienzan a trabajar y que se suman a la plantilla que ya se incrementó en un 33% hace unos meses.

Asimismo, en septiembre se ha ampliado el Acuerdo Marco de Plazas Residenciales para incrementar en 200 las plazas concertadas en centros privados o de las administraciones locales. Se ampliará el presupuesto en terminales de teleasistencia, poniendo en marcha la denominada teleasistencia avanzada o personalizada.

También en septiembre se ha puesto en marcha el programa de Promoción de la Autonomía Personal (PAP) en los hogares de mayores de Ejea y Binéfar, que se suman a los 18 hogares que ya lo tenían en marcha.

También se ha estrenado en este “inicio de curso” un programa de formación a cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia.

La participación y colaboración comunitaria es la cuarta línea de actuación. Dentro de ella se incluye el programa “Abandonando la soledad” de Coapema que, entre otras cosas, pretende crear una red de voluntarios para el acompañamiento de las personas mayores que viven solas. Asimismo, se pondrán en marcha otras medidas que favorezcan la creación de redes comunitarias y profesionales de detección y atención a los mayores solos.

También forma parte de esta línea de actuación el programa de termalismo social del IASS, la Asociación de Balnearios de Aragón y Coapema, que arranca este mes de octubre y que ofrece 500 plazas para estancias en balnearios subvencionadas con 80 euros cada una por parte del IASS.

La coordinación y colaboración interinstitucional es la quinta de las líneas de trabajo. Se abrirá un proceso de colaboración voluntaria de las administraciones locales competentes para la elaboración de protocolos y experiencias piloto en el marco del programa de atención a personas mayores solas.

En lo que se refiere al programa de prevención de los malos tratos y promoción del buen trato, se pondrá en marcha un protocolo de actuación (especial implicación del sistema sanitario) y se creará una estructura de coordinación estable para el seguimiento del funcionamiento del protocolo.

La última de las líneas de trabajo se refiere a la inspección de centros, servicios y promoción de la calidad, dentro de la que se ampliará el plan de inspección de centros de personas mayores, se ultimará la Ley de iniciativa privada, se pondrá en marcha un comité de ética del sistema público de servicios sociales y se desarrollará el nuevo modelo de gestión residencial de los centros del IASS que ya ha comenzado a aplicarse.

Nuevos programas

El programa de actuación con personas mayores que viven solas incluye servicios de protección sociales, apoyo a la permanencia en el domicilio y buena vecindad, así como la colaboración y coordinación interinstitucional. Los servicios se centrarán en la detección, valoración y seguimiento de los casos, y una ampliación a estos casos de los servicios de ayuda a domicilio y teleasistencia.

Por otra parte, el programa de prevención de los malos tratos a las personas mayores y promoción del buen trato tiene como fin servir de instrumento a los profesionales y a los distintos sectores implicados en esta realidad para detectar y prevenir estas situaciones. Asimismo, pretende contribuir a sensibilizar a las familias, profesionales y sociedad sobre el buen trato a las personas mayores.

Este programa incluye dos propuestas de actuación: ante las situaciones de maltrato en el ámbito familiar y en el institucional (centros públicos o privados autorizados)

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion