El Gobierno de Aragón declara Bien de Interés Cultural la Iglesia de San Antonio Abad de Híjar.

Chismorrea con tus amigos

Las excavaciones arqueológicas realizadas en 2017 en el interior del templo han permitido descubrir elementos originarios de una sinagoga.

( La antigua sinagoga medieval de Híjar habría tenido su acceso por la fachada opuesta a la que emplea la iglesia desde la plaza de San Antón. )

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Monumento, la Iglesia de San Antonio Abad de Híjar (Teruel). Esta categoría se otorga a una construcción de relevante interés histórico, arquitectónico, arqueológico, artístico, etnográfico, científico o técnico, con la inclusión de los muebles, instalaciones y accesorios que expresamente se señalen como parte integrante del mismo.
Aunque esta iglesia está incluida dentro del Conjunto Urbano de la Judería de Híjar, que fue declarado ya en 2002 por el Gobierno aragonés como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés, las excavaciones arqueológicas realizadas en 2017 en el interior del templo, en las que se han descubierto elementos originarios de una sinagoga, afianzan la hipótesis de que este edificio fue con anterioridad la antigua sinagoga del municipio, lo que hace que resulte pertinente su declaración ahora como BIC. Entre otros documentos, existe un texto de 1517 en la que se la define como sinagoga.
En concreto, las excavaciones han dejado a la vista la base de la bimá (mesa de pupitre, colocada sobre una plataforma que hacía las veces de altar y ante la cual se colocaba el ministro oficiante para leer la Torá), de planta cuadrada y grandes dimensiones, en torno a 6 metros cuadrados.
San Antonio Abad es una iglesia-ermita de estilo mudéjar construida a inicios del siglo XV, documentada en 1410. El inmueble presenta una nave única dividida en cuatro tramos por tres arcos fajones de gran luz y con cabecera recta. Al actual templo cristiano se acceder por una puerta lateral de arco apuntado, abierta en el siglo XX a la altura del segundo tramo y hacia la plaza de la Judería. En el primer tramo, y contigua a esta, se aprecia una portada cegada de piedra, de arco de medio punto, con las dovelas esculpidas con elementos decorativos y cobijada por una pequeña chambrana.
Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion