El Gobierno de Aragón da un paso importante en su transformación digital focalizada en el servicio al ciudadano

Chismorrea con tus amigos

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Aragonesa de Servicios Telemáticos (AST) ha completado la primera fase de la renovación del puesto de trabajo digital
Se han renovado 8200 equipos en centros de salud y hospitales, y unos 3000 en centros educativos

 

La primera fase de renovación tecnológica del puesto de trabajo digital del Gobierno de Aragón, que contemplaba el cambio de más de 17.000 equipos informáticos en el ámbito administrativo, educativo, de salud y de justicia, está a punto de terminar, alcanzando ya el total de las previsiones iniciales. El proceso de modernización se ha realizado en las tres provincias aragonesas, en más de 450 localidades diferentes.

En este proceso de renovación han tenido un papel fundamental los usuarios. El Gobierno de Aragón trabaja en focalizar su trabajo en el servicio al ciudadano. De este modo, se han renovado los equipamientos de entidades y departamentos, con unos 8200 equipos del Servicio Aragonés de Salud, 3000 en centros educativos y unos 300 en la administración de Justicia.

Gracias a la transformación tecnológica se ha logrado homogeneizar, estandarizar y compatibilizar las soluciones puestas a disposición de los empleados públicos. Renovar el equipamiento obsoleto ha permitido aumentar el rendimiento del puesto de trabajo, incrementar la seguridad del mismo, mejorar las aplicaciones ofimáticas y herramientas colaborativas, renovar las aplicaciones y usar nuevos dispositivos que cubren las necesidades actuales de movilidad.

Esta renovación ha supuesto, a su vez, una mejora en los medios que los trabajadores utilizan para el desempeño de sus funciones. Por ejemplo, el Centro de Atención a Usuarios ha reducido el número de llamadas de usuarios, mejorando la experiencia y disminuyendo el número de problemas en el uso de aplicaciones con firma electrónica.

Una renovación tecnológica que ha supuesto también reducción del impacto medioambiental, con un ahorro energético del 56%, una cifra que se traduce en más de 630.000 euros.

El trabajo en equipo y la gestión del cambio, claves del éxito

La renovación del puesto de trabajo digital era un proyecto ambicioso y complejo que gracias a la planificación previa y la coordinación del responsable ha permitido preparar despliegues y conciliar los trabajos.

Por otra parte, atendiendo a la importancia del usuario como parte fundamental del proceso, se ha buscado minimizar el impacto y facilitar el cambio. Además, se ha trabajado también en la formación necesaria para nuevos equipos y programas informáticos. Actualmente se están concluyendo los últimos de los 68 cursos realizados, con un total de casi 6.550 empleados formados en centros educativos, administración, justicia y salud.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario