El Gobierno de Aragón ayuda a la creación de 301 plazas para temporeros agrícolas en 13 explotaciones agrarias

Chismorrea con tus amigos

Resuelta la convocatoria de la Dirección General de Trabajo de este año, dotada con 215.000 euros

La resolución y ejecución de la convocatoria de 2018 para la concesión de subvenciones que financian el acondicionamiento de alojamientos destinados a trabajadores temporales del sector agropecuario por parte de la Dirección General de Trabajo del Departamento de Economía, Industria y Empleo ha supuesto ayudas para 13 explotaciones agrícolas que, a su vez, han habilitado 301 plazas de temporeros.
La reducción de la siniestralidad laboral y la mejora de las condiciones laborales son prioridades del Gobierno de Aragón y objetivo que trata de cumplirse con esta convocatoria de ayudas.
Las ayudas persiguen, igualmente, que las empresas agropecuarias hagan un mejor cumplimiento de la normativa laboral y de seguridad y salud laboral, al asegurar unas condiciones óptimas de habitabilidad para estos trabajadores estacionales y, por tanto, una mejora en su calidad de vida.
Esta línea de subvenciones, a través de la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Aragón, contó este año con 215.000 euros, 15.000 euros más que en la convocatoria de 2017.
Las ayudas han tenido como destinatarias 7 explotaciones de la provincia de Zaragoza repartidas entre Caspe (4) y Cariñena, Fabara y Alfamén. Otras cinco ayudas tuvieron como beneficiarias otras tantas explotaciones de la provincia de Huesca: Belver de Cinca, Zaidín, Binaced, Torrente de Cinca y Fraga. Finalmente, un explotación de la localidad turolense de Puigmoreno obtuvo la única ayuda de la provincia de Teruel para el acondicionamiento de 28 plazas.
En esta convocatoria, tuvieron la condición de beneficiarios las empresas y cooperativas agrarias que se encuentran legalmente constituidas, realicen su actividad en la Comunidad Autónoma de Aragón y lleven a cabo alguna de las acciones subvencionables señaladas en la orden. De la misma forma, los empresarios que, con el fin de alojar a trabajadores temporales realicen las acciones de acondicionamiento de plazas de alojamiento necesarias. Asimismo, pudieron ser beneficiarias las cooperativas agrarias que acondicionen plazas de alojamiento destinadas a albergar a trabajadores de temporada contratados por otros empresarios.
Las acciones subvencionables en esta convocatoria fueron las reformas, acondicionamientos o ampliaciones de inmuebles, ya constituyan obra menor o mayor, así como la compra de módulos prefabricados cuyo objeto sea el alojamiento. Estas acciones debieron ser ejecutadas entre el periodo del 1 de enero al 20 de octubre del 2018.
La cuantía de las subvenciones, en el caso de acondicionamiento de inmuebles, fue de 1.500 euros por plaza habilitada con un máximo de 36.000 euros por beneficiario, sin que el importe final de la subvención supere el 50% de la inversión total realizada. De hecho, las ayudas más cuantiosas que han sido concedidas este año están en el entorno de los 14.000 euros.
En el supuesto de instalación de módulos prefabricados, la subvención fue del 50% del coste de la compra del prefabricado, incluida la cimentación para apoyo y nivelación del módulo, arquetas y fosos correspondientes y las acometidas de agua y de luz, con el límite anteriormente mencionado.
A través de la convocatoria de ayudas de 2017 se crearon 262 plazas, 39 plazas menos que este año, para el alojamiento de los trabajadores temporales del sector agropecuario.

Diez empresas del sector agropecuario se beneficiaron el año pasado de esta línea de subvención. Por comarcas, el número de beneficiaros se repartieron entre el Bajo Aragón (3), Cariñena (3), seguidas de Bajo Cinca (2) y las comarcas de Caspe y Valdejalón.

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion