El gigante del consumo Unilever adoptará el objetivo de eliminar los plásticos en sus productos.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Chismorrea con tus amigos de CBA

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» saved_tabs=»all» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Unilever, dueño de 400 marcas (como Skip, Dove, Hellmann’s, Tresemmé, Lipton, Knorr o Ben & Jerry’s) que comercializa en 190 países, es la última gran compañía en presentar su ambicioso compromiso contra el plástico y apostar por la economía circular. La huella de envases de plástico de Unilever alcanza las 700.000 toneladas anuales.

El grupo se fija como objetivo reducir a la mitad hasta 2025 el uso de plástico virgen, reduciendo así más de 100.000 toneladas de este material, y acelerar el uso de plástico reciclado. Todos sus envases serán reutilizables, reciclables o compostables en 2025, cuando prevé que, al menos, el 25% de ellos contenga un 25% de plástico reciclado.

Pero, además, recogerá y procesará más envases de los que comercializa. Un compromiso que, estima, ayudará a recoger 600.000 toneladas anuales de plástico, el equivalente a 60 veces el peso de la Torre Eiffel, y que requerirá inversiones y alianzas para mejorar las infraestructuras de gestión de residuos en los países donde el grupo opera.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Chismorrea con tus amigos de CBA

Deja un comentario