El Carrasca Rock vuelve a Ejulve el 20 y 21 de julio para promocionar la música aragonesa.

Chismorrea con tus amigos

Azero, los Draps, Apelo y Ni Zorra brindarán el viernes una noche de rock turolense.

 Vendetta encabezará el cartel del sábado con su gira de despedida a diez años de ska.

 Esta cita se va a acoger a la línea de subvenciones  para grandes festivales de la provincia.

Ejulve (Teruel) acogerá los próximos 20 y 21 de julio la XI edición del Carrasca Rock, que tras dos años de parón vuelve con las pilas bien cargadas y con el ánimo intacto de promocinar la música aragonesa. La noche del viernes será totalmente turolense con la actuación de Azero, Los Draps, Apelo y Ni Zorra!, mientras que el sábado el festival estará encabezado por Vendetta, una banda que tras una década del mejor ska estatal se baja este año de los escenarios. También habrá una jornada diurna repleta de actuaciones pensada para un público más familiar.

El Carrasca Rock 2018, que vuelve esta vez con el nombre Rechitando Carrasca, pretende ser una gran fiesta de la música aragonesa, promocionando a grupos vinculados al medio rural. El certamen reúne a ocho bandas, de las que cinco son aragonesas y cuatro de Teruel. Alcañiz-La Codoñera, Los Olmos, el Matarraña y Galve-Escucha estarán representados el viernes en la noche del rock turolense por parte de Azero, Apelo, Los Draps y Ni Zorra!, que subirán al escenario el mejor punk rock reivindicativo con letras contra la despoblación.

El sábado el protagonismo será para Vendetta y Abducted, la gira de despedida con la que la banda se despide este año de los escenarios después de una década dedicada en cuerpo y alma al ska, erigiéndose en referente estatal de este estilo musicial.

El proyecto, que surgió de las cenizas de la mítica Skalariak, ha fusionado durante diez años sonidos rock, reggae o funk que desembocan en una descarga de energía constante, convirtiendo cada actuación en una auténtica fiesta que este año se podrá disfrutar en Ejulve, una localidad de la Comarca Andorra-Sierra de Arcos con menos de 200 habitantes.

Acompañarán a Vendetta en esta noche de conciertos las guitarras y vientos de No Konforme, una banda vallecana en activo desde 2006 que ha sabido ganarse un hueco en el panorama del punk rock estatal a base de letras reivindicativas y centenares de conciertos teloneando a los principales grupos del panorama nacional. El cartel del sábado se completará con el dinamismo de La Bambula (Cataluña), una jovencísima banda de mestizaje inspirada en referentes como La Pegatina que promete poner patas arriba el polideportivo municipal. Cerrarán el festival los 13Krauss (Zaragoza) con un celtic punk y una puesta en escena que no dejan indiferente a nadie.

Siguiendo la línea de las últimas ediciones y para atraer a un público más familiar, además de las dos noches de conciertos la organización ha preparado un interesante programa de actividades gratuitas el sábado 21 en la plaza durante todo el día, con batucada, mercado agroecológico y artesanal, conciertos de rock en pequeño formato, teatro-clown y comida popular.

BONOS

Las entradas para los conciertos nocturnos pueden comprarse en taquilla a un precio de 8 euros (viernes) y 10 euros (sábado). Ambas incluyen un tique de consumición por valor de 4 euros.

También puede adquirirse un bono para ambas noches al precio de 14 euros, hasta el 17 de julio a través de un evento creado en la plataforma Entradium.

El festival está organizado y gestionado por la juventud del pueblo, organizada en una asociación sin ánimo de lucro (Asociación Cultural Carrasca Rock). Cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Ejulve y la Diputación Provincial de Teruel, además de las empresas y servicios de la localidad.

Todos estos detalles han sido presentados en la Institución provincial este jueves por parte del diputado delegado de Cultura, Miguel Iranzo, y por los organizadores de la cita, José Manuel Salvador, Alicia Torrijo y Celia Usero. El representante de la Diputación de Teruel ha destacado que este festival se va a acoger a la nueva subvenciones de festivales de mayor tamaño y cuyo presupuesto supera los 2.000 euros, para lo que hay consignada una partida total de 60.000 euros.

Iranzo ha precisado que esta nueva iniciativa ha surgido tras el contacto directo que mantiene la Institución con los diversos ayuntamientos y también con los organizadores de estos festivales, “que nos solicitaron diferenciar la convocatoria de los más pequeños y de los que poseen un mayor presupuesto para poder atender, según sus propias características, a cada uno de la mejor manera posible”. “Con esta iniciativa, además de dar muestras que siempre estamos dispuestos a adaptarnos y mejorar nuestras propuestas, queremos respaldar a iniciativas como el Carrasca Rock, que atraen un gran número de visitantes y suponen eventos de gran importancia para los municipios que los albergan”, ha indicado.

CERTAMEN REIVINDICATIVO

 Tal y como ha asegurado uno de sus organizadores, José Manuel Salvador, “el Carrasca Rock resurge de sus cenizas para apostar por la música aragonesa y rural en su máxima de reivindicar el derecho a vivir en nuestros pueblos dignamente, programando actividades culturales y festivas en el medio rural para dinamizarlo y hacerlo más atractivo”.

Tampoco ha querido obviar el objetivo medioambiental del certamen, al que ha otorgado una gran relevancia. “Bajo el lema ‘Por nuestros montes, por nuestra música’, que se adoptó tras el gran incendio de 2009 en la zona, el festival destinará parte de los beneficios que pueda obtener a campañas de reforestación a través de la Fundación Plan for the Planet”, ha resaltado.

Chismorrea con tus amigos

Dejar una contestacion