El Bajo Aragón, el Matarraña, y el Grupo de Acción Local del Bajo Aragón apuesta por la biomasa.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Chismorrea con tus amigos de CBA

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

La Comarca del Bajo Aragón, la Comarca del Matarraña,  y el Grupo de Acción Local del Bajo Aragón, conocen de primera mano proyectos de biomasa en las localidades de Serra y Calpe.

Representantes de la  Comarca del Bajo Aragón y de la Comarca del Matarraña, así como del Grupo de Acción Local del Bajo Aragón,  visitaron  la semana pasada, el proyecto de Biomasa que gestiona directamente el Ayuntamiento de Serra ,  municipio ubicado en el parque Natural  Sierra Calderona  (Valencia).

Esta  población, de 3000 habitantes, cuenta con calderas de biomasa en todos los edificios públicos y aprovecha sus recursos forestales fabricando y distribuyendo sus propios pelets.  Esto les ha permitido generar puestos de trabajo, mantener los bosques limpios, minimizar el impacto ambiental y un importante ahorro energético.

El Ayuntamiento de Serra y la Diputación provincial de Valencia han creado ayudas para facilitar la adquisición de calderas tanto  a nivel particular como a nivel público. Esto ha posibilitado la inversión en calderas de biomasa y potenciar el consumo de pelets.

Así mismo se visitó en  Calpe, la empresa alemana de Calderas y Astilladoras Heizomat, donde se pudo ver una demostración, así como la piscina municipal calentada en exclusiva con una caldera industrial de astilla.

Actualmente la Comarca del Bajo Aragón y   la Comarca del Matarraña, junto con el Grupo de Acción local y la Fundación CIRCE, participan en el  proyecto europeo GREENGAIN, que estudia el potencial energético de la caña y otros leñosos procedentes de trabajos forestales y agrícolas para su incorporación como fuentes energéticas.

El Bajo Aragón ya cuenta con experiencias de biomasa en municipios como  por ejemplo Calanda o Aguaviva. La introducción de calderas industriales de pelet o astilla han permitido a estos Ayuntamientos abaratar entre un 60% y un 75% el gasto corriente en calefacción.

Ahora se quiere dar un paso más y valorar la instalación de calderas en todos los edificios públicos así como estudiar otros usos. La biomasa se considera un  sector emergente  y por ello se ha considerado visitar  estos municipios pioneros. Esto ha permitido conocer de primera mano las ventajas (ahorro en gasto corriente) e inconvenientes (inversión en la Caldera).

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Chismorrea con tus amigos de CBA

Deja un comentario