El Ayto. de Alcañiz se reúne con los afectados del derrumbe del Cerro de Puipinos para informar del futuro vial

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Una reunión  para abordar el futuro de la reconstrucción del cerro de PuiPinos.

A dicha reunión asistieron los portavoces de los grupos municipales, así como el alcalde de la ciudad, Ignacio Urquizu. Junto a ellos estuvieron los vecinos afectados por el derrumbe.

El primer edil alcañizano expuso las bases por las cuales se va a licitar la redacción del proyecto.

Tal y como argumentó el alcalde, “la reconstrucción del cerro es una de las obras más complejas a las que se enfrenta Alcañiz. Por ello, la solución tiene que ser técnicamente perfecta. Es un proyecto que exigirá de ingenieros, arquitectos, urbanistas y paisajistas.

Por esta razón, el montante de la licitación va a ascender a 200.000 euros y es muy probable que la obra tenga un coste superior a los cuatro millones y medio de euros”.

A lo largo de la reunión se puso de manifiesto que este cerro ha sido uno de los grandes problemas de la ciudad. Las filtraciones de agua en sus diferentes laderas siempre han afectado al casco histórico. Además, ha limitado tanto el crecimiento urbanístico como la movilidad de Alcañiz. Por ello, Ignacio Urquizu se mostró partidario de “resolver de una vez la consolidación y la canalización de las aguas que afectan al cerro, construyendo un nuevo vial que conectará con el casco histórico y el centro de la ciudad”.

Las bases de proyecto recogen la dificultad de la obra y, además, se ajustan a las normas que establecen el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y el Plan Especial para el Barrio de Santiago.

Así, en las bases se pide el proyecto del nuevo vial que unirá la carretera nacional con la futura Plaza de Santiago, la recuperación paisajística de la montaña y, además, se valorará como mérito la propuesta de conexión de la Plaza de Santiago con el Cuartelillo.

 

Con este planteamiento, que implicará una modificación futura del PGOU, “se logrará la peatonalización del centro al sacar el tráfico del centro de la ciudad y estableciendo una conexión directa con el Parador Nacional”, tal y como explicó el primer edil alcañizano.

Además, Ignacio Urquizu expuso los plazos administrativos de este concurso, estimando que el Ayuntamiento de Alcañiz podría tener el proyecto definitivo entre los meses de octubre y noviembre, pudiéndose licitar las obras a continuación.

El alcalde de la ciudad destacó “el respaldo del Gobierno de Aragón al consistorio alcañizano.

En estos momentos contamos ya con un millón de euros del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) y el Gobierno de Aragón se ha comprometido a incluir futuras partidas en el FITE que nos permitirán ejecutar la obra”.

“No es una obra sencilla”, continuó el primer edil de la ciudad, “pero permitirá consolidar la montaña y garantizar la seguridad en Alcañiz, algo que agradecemos enormemente al Gobierno de Aragón por su apoyo constante”.

Finalmente, los portavoces de los distintos grupos municipales así como los vecinos tomaron la palabra, donde se expusieron las distintas opiniones. El alcalde de Alcañiz se comprometió a presentar públicamente el proyecto cuando esté redactado para que los vecinos sean partícipes y puedan valorar cómo se reconstruirá la ladera del cerro que está junto a sus viviendas.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario