El alcalde de Alcañiz ha visitado las obras del Corcho

Chismorrea con tus amigos

Este lunes, 25 de mayo, Ignacio Urquizu ha visitado las obras del Corcho coincidiendo con la visita de los ingenieros responsables de la obra. Ha podido conocer de primera mano la evolución de las obras de arreglo de los desprendimientos que produjo el temporal Gloria

Este lunes, 25 de mayo, el alcalde de Alcañiz ha querido conocer a pie de obra el estado del arreglo de la carretera del Muro de Santiago, conocido popularmente como el Corcho.

 

En esta visita ha coincidido con Jesús Antoñanzas, ingeniero responsable de la obra. Ignacio Urquizu se ha interesado por el conjunto de arreglos que se van a realizar y les ha transmitido la necesidad de contar lo antes posible con esta carretera en funcionamiento: “para Alcañiz, el Corcho es una vía de tráfico muy importante que facilita la movilidad de la ciudad. Además, en un momento en el que vamos a peatonalizar parte de la Avenida Aragón, nos gustaría poder contar con esta carretera lo antes posible”.

El primer edil alcañizano se ha mostrado comprensivo con la evolución de las obras: “desde el primer momento, tanto el Ministerio del Fomento como los ingenieros responsables han tenido un gran interés en realizar el arreglo.

De hecho, estas obras fueron contratadas por un procedimiento de urgencia y gracias a ello pudimos empezar antes. Pero la crisis sanitaria ha tenido paralizada la economía de nuestro país. Tal y como me han explicado, conseguir suministros no ha sido una tarea sencilla”.

Por ello, Ignacio Urquizu ha querido agradecer al Ministerio de Fomento y a los ingenieros responsables todo el trabajo e interés mostrado.

Hay que recordar que estas obras tratan de reparar los desperfectos que produjo el temporal Gloria. Por ello, se van a realizar varias actuaciones.

En primer lugar, se van a poner sendas mallas de torsión. Una se encontrará en la parte del cerro que protege de posibles desprendimientos en la carretera. La otra estará en la parte inferior y a continuación del muro de escollera.

El objetivo de esta segunda malla será proteger el talud que está en la parte inferior de la carretera. En segundo lugar, se va a proceder a construir un muro de escollera que protegerá la parte donde se produjo el desprendimiento.

Se ha contemplando la recogida de aguas. Finalmente, se van a cambiar los servicios y suministros de la carretera, reemplazando, por ejemplo, los tubos de fibrocemento.

Tal y como solicitó el consistorio alcañizano, los nuevos servicios estarán mucho más centrados y se aproximarán más a las viviendas.

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario