Descontento entre el PAR Teruel ante la nueva gestora del partido

Foto de archivo del presidente actual del Partido Aragonés, Arturo Aliaga.
Foto de archivo del presidente actual del Partido Aragonés, Arturo Aliaga.

Texto escrito de varios militantes del Partido Aragonés, con peticiones divulgación de su punto de vista, ante la situación del partido. 

Me dirijo a su medio de comunicación para hacerle saber que los militantes y cargos del PAR en Teruel estamos dolidos porque los mismos que dimitieron de la dirección del partido en Teruel, ahora quieren hacer de salvapatrias y darnos lecciones de cómo hacer las cosas a quienes estamos ocupados trabajando cada día por nuestros vecinos en nuestros pueblos. Por eso envío esta carta que hemos firmado y enviado al partido para trasladarles nuestro malestar y rechazar las posturas de quienes, sin consultar ni encomendarse a nadie, se han nombrado a sí mismos gestores.

1.- El grueso de la militancia, de los cargos electos del Partido Aragonés en Teruel y de sus representantes en las distintas instituciones queremos expresar nuestro rechazo a la autoproclamada comisión gestora del Partido Aragonés en Teruel. Esta gestora, al margen de cuestiones como su legalidad, no cuenta con el apoyo mayoritario de la militancia a la que dicen representar.

2.- Los militantes del Partido Aragonés no han sido consultados, ni invitados para poder expresar su opinión, habiéndose enterado de su creación por los medios de comunicación, lo que echa por tierra su pretendido objetivo de aunar la militancia en la provincia.

3.- Está integrada en parte por aquellos que precisamente abandonaron el máximo órgano de gobierno en la provincia, el comité intercomarcal, hace ahora un año por lo que no se entiende que quienes abandonaron el comité sean los que ahora se presenten como gestores.

4.- Además, la supuesta labor de dinamización de la vida política de la provincia o potenciar las afiliaciones que ahora se atribuye dicha gestora, es una tarea que se debería haber llevado a cabo coordinada e impulsada por expresidente intercomarcal, quién voluntariamente dimitió y que aparece como miembro de esa gestora.

5.- Sorprende también que entre el pequeño grupo de miembros aparezcan nombres de exmilitantes, que de forma voluntaria abandonaron el partido tras años de haber ocupado importantes cargos en diferentes instituciones.

6.- Denunciamos también que algunas de las personas que lo integran, y que han reprochado la falta de debate ideológico en el seno del partido, citándolo como una de las razones para dar este paso, forman parte de órganos de debate y gobierno del Partido Aragonés, a los que no han acudido desde hace casi dos años, coincidiendo en el tiempo con el momento en el que no consiguieron algunas de sus ambiciones personales. Así que no utilizan los cauces democráticos establecidos para expresar su malestar o reivindicaciones y sin embargo acudan a reuniones clandestinas de las que solo tienen
conocimiento un pequeño grupo de personas.

7.- Como militantes y cargos del Partido Aragonés en la provincia lamentamos que un pequeño grupo esté intentando desestabilizar a este partido, que lleva más de 40 años trabajando por los intereses de esta tierra y que, en unos momentos tan duros como los actuales, debe unir sus fuerzas para ayudar a la provincia y a Aragón, en lugar de estar pensando en intereses personales.

8.- Constituimos la mayoría del partido en Teruel, y muchos de nosotros somos gente joven que nos hemos incorporado a este proyecto político para trabajar con honestidad, desde un aragonesismo moderno, pensando en políticas hechas desde el sentido común para ayudar a la gente, lejos de extremismos y también de lastres del pasado.

9.- Por todo ello, invitamos a los impulsores y autoproclamados gestores, a abandonar las filas del Partido Aragonés y a constituir o buscar acogida en otra formación política, que les tolere el desprecio que están realizando hacia sus compañeros de militancia, al impulsar públicamente una decisión que no es mayoritariamente compartida y que atenta directamente contra los intereses de Aragón y de Teruel, en unos tiempos que lo que exigen es trabajo y unidad.

6.- Asimismo, les invitamos a renunciar a todos los cargos institucionales que ocupan si no les mueven los intereses personales, como una actitud de coherencia si no están a gusto en este partido.

7.- De seguir por este camino que, entendemos es contrario a los intereses del Partido, de Teruel y de Aragón, solicitaremos a los órganos del mismo, al inicio de las acciones disciplinarias que legalmente procedan.

Deja un comentario