Beamonte reivindica ante Rajoy una financiación autonómica basada en el coste real de los servicios.

Chismorrea con tus amigos

El presidente del Partido Popular de Aragón defiende aumentar el peso de criterios como el envejecimiento de la población, la dispersión territorial y la solidaridad el diseño del nuevo modelo.

Contrapone los beneficio fiscales, de conciliación y maternidad del Plan de Familia del Gobierno Rajoy frente a la ausencia de iniciativas del Ejecutivo aragonés “basado en la subsidiación, la sociedad benéfica y el individualismo”.

Afirma que “las políticas de izquierdas han fracasado y están en tiempos de descuento”, y reivindica que el Partido Popular está preparado para gobernar Aragón.

Luis María Beamonte, presidente del Partido Popular de Aragón, reivindicó utilizar el criterio de “coste real de los servicios” como elemento básico en el futuro modelo de financiación autonómica, actualmente en la agenda del Gobierno nacional y de las Comunidades Autónomas, “porque mejorar la financiación supone para nosotros poder financiar como es debido los servicios que los aragoneses nos exigen”, y en este punto reiteró la necesidad de aumentar el peso que criterios como el envejecimiento de la población, la dispersión territorial y la solidaridad debe contemplar el diseño del nuevo modelo. “Todos somos conscientes de la necesidad de abordar un modelo de financiación autonómica y local, como también lo somos de que sin el concurso del PSOE no es posible” afirmó

Durante su intervención en la Convención Nacional sobre Familia y Conciliación celebrada esta mañana en Zaragoza que ha contado con la participación del presidente del Partido Popular y del Gobierno de España, Mariano Rajoy, el líder de los populares aragoneses, Luis María Beamonte, ha contrapuesto los beneficio fiscales, de conciliación y maternidad incluidos en el Plan de Familia puesto en marcha por el Ejecutivo del Partido Popular frente a la ausencia de iniciativas del presidente aragonés, Javier Lambán, “basado en la subsidiación y la sociedad benéfica e individualista”, además de penalizar a los aragoneses con un sistema impositivo autonómico “que es un ataque a las familias, porque Lambán actúa como un confiscador de los ahorros de los aragoneses, ni más ni menos.”

Beamonte reivindicó para el conjunto de los aragoneses la importancia que significa que “sigamos avanzando en protección, en conciliación y corresponsabilidad. Algo que tiene mucho que ver con avanzar en una educación en igualdad, con valores y con garantías de libertad. Es el mantenimiento y mejora del Estado del bienestar lo que da seguridad a las familias. Salud, empleo, educación y seguridad. Es el camino para seguir creciendo como sociedad y como país. Tener salud, tener empleo, dar la mejor educación a nuestros hijos y que todo esto se haga desde la seguridad, la que da el Partido Popular. La familia, por mucho que se empeñen algunos, no la sustituyen ni los círculos, ni las manifestaciones, ni las pancartas.”

 El actual escenario político aragonés está marcado, explicó Beamonte, por “un Gobierno presidido por Javier Lambán con continuos conflictos sociales en educación, en sanidad, con los jueces. Es que tienen conflictos entre ellos, buscar siempre culpables, ejercer la política desde el enfrentamiento permanente y recaudar más. Esto es lo que estamos viviendo aquí.”

Como ejemplo para sustentar esta argumentación dijo que “Lambán lleva tres años castigando a los aragoneses con una presión fiscal injusta. Somos los campeones en el impuesto de Sucesiones, en Donaciones y en Patrimonio”. Recordó también que el actual Gobierno autonómico cuenta con 1.279 millones de euros más en su presupuesto que hace tres años, y pese a ello destina 48 millones de euros menos a inversiones. Un saldo autonómico para los ciudadanos en números rojos, compensado mediante inversiones del Gobierno de España con 759 millones del Ministerio de Fomento, entre obras en ejecución y licitadas, o a través del Ministerio de Agricultura que tiene comprometido en Aragón el 70% de su presupuesto inversor en materia de agua. “Esto es apoyar a las personas, esto es apoyar a los aragoneses.”

Luis María Beamonte concluyó su intervención certificando el “fracaso de las políticas de izquierdas en la Comunidad Autónoma” que “están en tiempo descuento”, porque el Partido Popular además de ser el más votado en la Comunidad “está preparado para volver a gobernar Aragón.”

 

 

 

 

 

Chismorrea con tus amigos

Deja un comentario